Qué es la ludopatía

Qué es la ludopatia

La mayoría de las personas han escuchado en algún momento de sus vidas el término “ludopatía”, sin embargo, no todas conocen el verdadero significado ni qué es la ludopatía

¿Qué es entonces la ludopatía? Es una patología con la que se produce una alteración progresiva en el comportamiento de la víctima, teniendo una necesidad imposible de controlar por jugar, aunque aparezcan consecuencias negativas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) lo califica como una enfermedad que suele darse mucho en los juegos que tienen una capacidad adictiva. Por norma general, los que más probabilidades tienen de que puedas sufrir a la larga de ludopatía son aquellos en los que no transcurre una gran cantidad de tiempo entre que se hace la apuesta y se consigue el premio, como puede ser la ruleta o las máquinas tragaperras. 

La mayoría de personas que sufren de ludopatía han adquirido esta enfermedad en bingos, casinos y diferentes juegos online. Es igual que una persona drogodependiente, que necesita su dosis diaria, llegando a hacer cualquier cosa por tener un momento a solas con el juego. 

La propia Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) indican que la ludopatía empieza a convertirse en un problema cuando el afectado comienza a pensar, actuar y vivir únicamente para ello, dejando de lado otros objetivos, como a su familia y/o trabajo. 


¿Qué rasgos presenta un ludópata? 

Lo primero que hay que dejar en claro, es que la ludopatía no es una adicción en la que el objetivo sea adquirir una sustancia. Sin embargo, los síntomas que se presentan son los mismos que un drogodependiente. Son los siguientes: 

  • Las conductas que les resultan placenteras (jugar en este caso) se repiten continuamente, llegando a aumentar poco a poco los efectos si no se cuenta con la ayuda necesaria. La mayoría de sustancias químicas como pueden ser las endorfinas actúan a modo de estimulante, reforzando la conducta patológica y el ímpetu que se tiene por jugar cada vez un poco más. 
  • La persona no es consciente de que ha perdido el control, debido a distintos fallos de mecanismos que actúan directamente sobre el cerebro, actuando a modo de inhibición para la conducta que se está realizando.
  • Es normal que aparezca el conocido síndrome de abstinencia cuando el hábito es reducido o interrumpido. 

¿Qué causas llevan a la ludopatía? 

No existe ninguna causa exacta que pueda denominar a una persona como ludópata, en su lugar, aparecen un conjunto de factores que son los causantes de que la enfermedad patológica se desarrolle. Se pueden encontrar distintos factores de riesgo: 


1. Genética

Está demostrado que la genética puede influir en el desarrollo de la ludopatía. Los hijos de padres jugadores tienen un porcentaje más alto de que, en el futuro, acaben siendo ludópatas. Si los comparamos con el resto de personas que no siguen este caso, el resultado es completamente distinto. 

Sin embargo, cabe destacar que el juego no es un rasgo que se transmita, sino que, al incluirlo en su modo de vida habitual, se obtiene mayor propensión a hacerse adicto. 


2. Entorno

El entorno social más directo afecta a padres y profesores, ya que cuando la persona es más pequeña, es normal que se imiten los actos de los adultos, pudiendo empezar a crear tendencia al juego si no se tiene cuidado. 

Para evitar esto, lo mejor es poner restricciones y no practicarlo como algo habitual. Un ejemplo podría ser que hasta que no se termina de hacer la tarea o recoger la habitación, no se permite jugar durante un par de horas. En el caso contrario, si no existe ningún tipo de restricción, la probabilidad de que un jugador acabe convirtiéndose en ludópata crece exponencialmente. 

Por otro lado, también están los grupos de amigos y las redes sociales. Cuando no aparece la asertividad suficiente, también supone que el factor de riesgo aumente. 


3. Problemas psicológicos y/o sociales 

Es normal que, durante la vida de cualquier persona, se sufran momentos de inestabilidad emocional debido a problemas sociales. Lo importante en este caso es contar con alguien a tu lado que te anime y te apoye, y no refugiarse en otros factores para evitar pensar en tus problemas, como puede ser el juego. 

Es normal que, durante la vida de cualquier persona, se sufran momentos de inestabilidad emocional debido a problemas sociales. Lo importante en este caso es contar con alguien a tu lado que te anime y te apoye, y no refugiarse en otros factores para evitar pensar en tus problemas, como puede ser el juego. 

Es cierto que el juego te proporciona un momento de descanso mental en el que puedes huir de la realidad y divertirte, por este motivo es necesario controlarlo y no dejarse llevar por las emociones más directas. 


4. Publicidad

La gran mayoría de tipos de juego que existen pueden generar ludopatía si no se tiene un control en su uso, ya que, aunque su estructura está basada en la repetición de jugadas, el componente adictivo es que se te premia cuando ganas. 

El objetivo de muchos juegos es el de enganchar a los usuarios, conllevando a que, a la larga, exista una necesidad muy fuerte de continuar jugando. La publicidad también tiene parte de problema, ya que ayuda a mentalizar a la gente con que el juego puede ser la vía de escape para los problemas sociales.

Publicaciones relacionadas