Consecuencias familiares que comporta un ludopata

Consecuencia familiares de la ludopatía

La ludopatía afecta gravemente a la salud familiar y al círculo más cercano, ya que es un trastorno donde la persona afectada únicamente puede pensar en el juego y no puede evitar los impulsos que le llevan a ello, presentando características negativas a su situación personal y familiar. 

Es importante saber cómo curar la ludopatía, ya que cuando alguien sufre esta enfermedad, es normal que el entorno y los seres queridos sean descuidados, perdiendo el interés por todo y donde únicamente se tienen pensamientos para el juego.

Lo primero que hay que saber es que, cuando una persona sufre ludopatía, es imposible vencer a esa sensación que te incita a seguir jugando. Está catalogada como un problema patológico, es decir, es una sensación psicológica que puede llegar a dominar todos los ámbitos de tu vida, tanto laboral, económica y social como familiar. 


¿Cómo afecta la ludopatía en el ámbito familiar? 

Además del ludópata, los familiares más cercanos también sufren las consecuencias que conllevan esta adicción. No solo tienen que hacer frente a esta patología de modo económico, sino de modo emocional y afectivo. 

Es normal que al principio los familiares no sepan qué está pasando con el ludópata, preguntándose por qué esa persona pasa tantas horas fuera de casa o dónde está el dinero que se tenía ahorrado. 

Por norma general, la persona que sufre de ludopatía suele mentir y engañar para ocultar su problema y conseguir sus objetivos, negando todo si se le pregunta. Todo esto hace que aparezca una clara preocupación por parte de la familia, que ve como la víctima empieza a dejar a un lado sus responsabilidades, dejando en su lugar otras emociones y acciones, como irritabilidad, ansiedad o cambios de humor. 

Cuando esta situación se prolonga durante mucho tiempo, se empieza a instaurar en todo el ámbito familiar una sensación de desconfianza, que puede durar años e incluso llevar a que se derrumbe. 

Para que esto no ocurra, es necesario que la familia hable con todos los implicados y comenten el problema que tiene. El apoyo de todos los seres queridos de la persona afectada es de vital importancia para que se realice el proceso de rehabilitación. 


¿Qué puede hacer la familia para ayudar? 

Si estás sufriendo las consecuencias del apartado anterior o si crees que un miembro de tu familia padece de ludopatía, tienes que saber que es necesario hacerle frente, para ello, lo mejor es conocer cómo curar la ludopatía, pidiendo ayuda en un centro especializado cuanto antes

Es necesario entender que es una enfermedad muy complicada, casi imposible de salir por su propio medio. Por mucho que quieras ayudarle sentándote a hablar con él o haciéndole ver que tiene un problema, lo único que se consigue es perjudicar aún más la situación y hacer que el ludópata se ponga a la defensiva. 

Es un proceso que necesita tiempo para poder luchar contra esa adicción, pero, si hay algo que necesita por encima de todo, es el apoyo de sus familiares y amigos para no sentirse solo.

Publicaciones relacionadas