Cómo dejar la cocaína

CÓMO DEJAR LA COCAÍNA

La drogadicción es un problema bastante grave dentro de la sociedad, pudiendo producir numerosos trastornos tanto a la persona afectada como al núcleo familiar. Según los últimos estudios realizados las adicciones a ciertas sustancias de estupefacientes han aumentado considerablemente en España, encabezando el ranking a nivel Europeo en el consumo de cocaína y cannabis dentro de su población, algo que preocupa en gran medida a las instituciones públicas.

Actualmente, los organismos estatales se encuentran muy comprometidos con esta problemática, ofreciendo numerosos programas destinados a la prevención de las adicciones a las drogas. Siempre es recomendable en este tipo de casos ponerse en contacto con especialistas en la materia, los cuales pueden ofrecer la mejor ayuda y asesoramiento frente a esta enfermedad que tanta destrucción puede ocasionar en el individuo y las personas del entorno más cercano.


¿Por qué se produce la adicción a la cocaína?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que la cocaína es una de las sustancias estupefacientes que producen mayor adicción en el organismo, actuando de manera directa en el normal funcionamiento del cerebro.

Los estudios sobre la cocaína en personas revelan que hay ciertas zonas del cerebro que presentan un mayor grado de estimulación frente a determinadas señales positivas, pudiendo actuar esta droga en estas regiones con mayor predisposición a excitarse. La zona media del cerebro es las más afectada por la ingesta de cocaína, enviando impulsos nerviosos hacia el núcleo de accumbens, el cual está muy implicado dentro de las sensaciones de placer que la persona puede sentir.


Un acumulo de dopamina en el cerebro

Las situaciones placenteras en las personas producen la liberación de una serie de neurotransmisores conocidos con el nombre de dopamina, los cuales permiten la comunicación entre las diferentes neuronas que componen el cerebro. En una situación normal tras producirse la comunicación neuronal se procede a la eliminación de la dopamina, pudiendo ser empleada en otro momento del futuro. Sin embargo, cuando se ingiere cocaína los niveles de dopamina no descienden, dando lugar a un acumulo de estos neurotransmisores, los cuales son responsables de la sensación placentera y de euforia que el usuario percibe.


Existe un alto riesgo de reincidir en el futuro

El riesgo de recaídas en las personas adictas a la cocaína es bastante elevado, siendo uno de los principales problemas sobre los que prestan gran atención las asociaciones especializadas en el tema de las drogas. Los periodos de abstinencia son muy largos en comparación con otro tipo de drogas, siendo preciso que todos los familiares más cercanos den un apoyo constante al enfermo, evitando con ello que pueda reincidir en este hábito tan nocivo.


¿Qué significa ser adicto a la cocaína?

Significa que la persona afectada sufre una dependencia total y absoluta al consumo de este tipo de sustancias, afectando de manera notable en el día a día de los enfermos, llegando incluso a perder todo lo que tienen en la vida, debido al consumo de estas sustancias perjudiciales para la salud. Esta droga produce efectos directos en la salud física y mental, dando lugar a un deterioro importante de la persona en cortos intervalos de tiempo.


Es necesario acudir a centro especializados en la drogodependencia

Ante este problema de drogodependencia lo mejor es acudir a centros especializados, los cuales puedan trabajar en función de las necesidades y requerimientos que el enfermo presente, consiguiendo que pueda dejar la cocaína. Los centros de desintoxicación de cocaína proporcionan una ayuda importante a la hora conseguir la superación de la adicción, evitando que se produzcan las tan temidas recaídas en un futuro.

Publicaciones relacionadas