¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en eliminar la cocaína?

¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en eliminar la cocaína? - centros adiccion cocaina sevilla

Cuando un individuo consume cocaína, los efectos comienzan a sentirse a los pocos minutos y pueden durar incluso más de 60 minutos. Esto no indica que la cocaína ya haya sido expulsada de nuestro cuerpo. Hoy vamos a tratar varios aspectos sobre la permanencia de los efectos de esta sustancia perjudicial en nuestro organismo.


¿Cuáles son los efectos de la cocaína?

Los efectos de la cocaína dependen del modo de empleo. Esta sustancia es un estimulante del sistema nervioso central que produce sensación de euforia. Hay varias formas de consumir la cocaína y en función de esta, así serán sus efectos:

  • Inyectando o fumando, los efectos se manifiestan en los 30 segundos siguientes y suelen desaparecer a los 20 minutos.
  • Inhalando: los efectos comienzan a aparecer durante los 5 minutos posteriores a la ingesta y lo más habitual es que desaparezcan a los 20 minutos.
  • Uso intravenoso: los efectos comienzan a manifestarse en los 30 segundos posteriores a la toma de dicha sustancia y desaparecen a los 20 minutos.
  • Ingesta oral: el cuerpo comienza a sentir sus efectos a partir de los 15-20 minutos después de consumir cocaína y los efectos suelen desaparecen a los 90 minutos.

Además del tiempo de duración, hay distintos efectos que pueden producirse por el consumo de cocaína:

  • Ojos rojos
  • Sangrado nasal
  • Olfateo repetido
  • Pupilas dilatadas
  • visitas constantes al baño
  • Euforia

Estos efectos se presentan al consumir cocaína. Cuando una persona se encuentra en un proceso de adicción, además de los síntomas provocados por el consumo, se presentan otros que manifiestan que algo no va bien por cambios en su comportamiento y estilo de vida:

  • Cambio de amistades
  • Cambios en el comportamiento
  • Carácter irritable
  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Necesidad de dinero frecuente
  • Cambios de hábitos y estilo de vida

¿Qué factores afectan el tiempo de permanencia de la cocaína en el cuerpo?

Hay distintos factores que afectan al tiempo que la cocaína permanece en un organismo:

  • La dosis
  • La frecuencia de uso
  • Masa corporal
  • Problemas de hígado o riñón
  • Concentración de la orina
  • La última dosis

¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en eliminar la cocaína?

Cuando se consume cocaína, tras la última toma, puede aparecer rastro de esta sustancia hasta 2 días después en un análisis de sangre o saliva. Si hablamos de un análisis de orina, el rastro de la cocaína puede aparecer hasta 3 días después y en un examen de cabello puede detectarse la presencia de esta sustancia incluso años más tarde.

Un consumidor habitual puede dar positivo en esta sustancia incluso dos semanas más tarde desde la última ingesta en cualquiera de estos análisis.


¿Cómo se metaboliza esta droga?

Cuando la cocaína entra en contacto con nuestro cuerpo se reparte rápidamente. La metabolización de cualquier sustancia estupefaciente tiene lugar en el hígado y son eliminadas por el riñón. Por este motivo, la cocaína puede detectarse en un análisis de orina, aunque también puede eliminarse por las heces o el sudor.

Las drogas perduran en los órganos que participan, aunque también deja rastro en las uñas, sudor o pelo, lo que hace que la cocaína pueda detectarse posteriormente.

La ingesta de comida, la edad o la masa corporal influyen en el tiempo de metabolización de la cocaína en un organismo. Consumir cocaína conlleva una serie de consecuencias a nivel personal, laboral y familiar. Además, consumir cocaína es muy perjudicial para la salud, aunque sea consumo esporádico.

En Grupo Neros te ayudamos a dejar tus adiciones. Para abandonar tus malos hábitos puedes acudir a los distintos centros de adicción a la cocaína en Sevilla y te ayudarán a recuperar tu vida. ¡Contacta con nuestro equipo!

Adicción a la cocaína: efectos, síntomas y tratamientos

Adicción a la cocaína: efectos, síntomas y tratamientos

Para hablar de la cocaína consideramos importante distinguir entre dos conceptos: consumo y adicción. Aunque el consumo se produzca de forma ocasional o en pequeñas cantidades, es muy fácil cambiar el rol de consumidor a adicto. El consumo de esta sustancia precederá a la adicción aunque no podemos determinar en qué período de tiempo se va a producir.

La cocaína procede del cocalero, un árbol que crece en zonas tropicales de sudamérica de forma espontánea. No obstante, no es el único árbol que produce esta perjudicial sustancia.


Efectos de la cocaína

Los efectos de esta sustancia comienzan a aparecer de forma casi inmediata al tomar una dosis y desaparecen a los minutos u horas. La duración de los efectos dependerá de la pureza de la misma, de la cantidad, de cada organismo y de la forma en la que se haya consumido. Los consumidores de cocaína manifiestan sentirse eufóricos, cargados de energía, con una alta disposición a conversar y con algunos de los sentidos afectados: vista, audición y tacto.

La disminución del apetito y del sueño son también efectos habituales de la cocaína. Algunos consumidores argumentan utilizar la cocaína como una fuente de energía ya que sienten una mayor agilidad para desempeñar determinadas acciones simples. No obstante, no es un efecto extendido entre los consumidores ya que otro porcentaje manifiesta el efecto contrario.

El tiempo de duración de los efectos varía según los factores mencionados anteriormente. Cuanto más rápida es la absorción, mayor será la sensación de euforia y menor el tiempo de duración del efecto. La impresión que se da al inhalar la cocaína suele demorarse de 15 a 30 minutos. En caso de fumar la cocaína los efectos pueden durar de 5 a 10 minutos.

A corto plazo, los efectos del consumo de esta sustancia puede incluir contracción de los vasos sanguíneos, dilatación de pupilas y aumento de la temperatura corporal, frecuencia cardiaca y presión arterial. Si se consume una cantidad mayor, el efecto puede ser mayor pero también ocasionar cambios en el comportamiento teniendo actitudes erráticas o violentas. La ansiedad o irritabilidad son otras de las sensaciones que manifiestan algunos consumidores.

Hay episodios también con efectos graves como accidentes cardiovasculares, neurológicos, convulsiones llegando incluso a producirse situaciones de coma. No es frecuente que se produzca la muerte si se consume de forma esporádica aunque recordemos que es muy fácil pasar de ser consumidor ocasional de cocaína a adicto.


¿Cómo identificar a un adicto a la cocaína?

Con el devenir del tiempo, los rasgos de los consumidores de cocaína han ido cambiado, tanto que es una misión dificultosa identificar la adicción en la primera fase. Según fuentes oficiales, el perfil actual del adicto a la cocaína tiene un poder adquisitivo medio y alto y una edad entre 26 y 44 años. Lo más frecuente es que continúen aparentando una vida completamente normal.

Ocultar el consumo de esta sustancia es esencial para los adictos pues a pesar de no poder controlar su dependencia, son conocedores de las consecuencias que podría traer en su entorno.

Pese a que los cocainómanos tienden a decir mentiras, a titubear y a esconder determinadas cosas, hay comportamientos que pueden hacer sonar las alarmas a familiares y amigos. Síntomas comunes:

  • Ojos rojos
  • Sangrado y secreciones nasales frecuentes
  • Olfateo frecuente
  • Pupilas dilatadas
  • Visitas habituales al baño
  • Cambio de amistades
  • Desapariciones no justificadas
  • Cambios en el comportamiento
  • Carácter irritable
  • Depresión
  • Aislamiento social
  • Pérdida de interés
  • Necesidad de dinero constante
  • Euforia
  • Cambios en hábitos y estilo de vida

Tratamiento para la cocaína

Para comenzar con el tratamiento de dependencia a la cocaína es fundamental dejar de tomarla y que el adicto quiera abandonar su consumo. En primer lugar hay que mitigar los efectos del síndrome de abstinencia que ocasiona el cese de consumo. Para ello, hay que recurrir a medicamentos que ayuden al individuo a encontrarse lo mejor posible. Para tener un mayor control sobre el adicto es recomendable ingresarlo en un centro de desintoxicación, al menos durante las primeras fases del tratamiento.

La psicoterapia juega un papel fundamental en todo el proceso. Además, puede iniciarse de forma simultánea al tratamiento farmacológico. Durante el análisis al individuo se analizarán los motivos que ha originado la adicción para evitar que haya una recaída una vez finalizado el tratamiento.

La familia y amigos juega un papel fundamental para que el tratamiento sea un éxito, ya que el adicto necesitará apoyo durante el tratamiento y una vez finalizado, precisará de seguimientos continuos los próximos años.


Causas de la adicción a la cocaína

Actualmente no hay identificada una causa que incite al consumo de la cocaína. No obstante, existen una serie de causas que podrían incidir en la determinación de consumir cualquier sustancia estupefaciente:

  • La genética de cada individuo
  • Presión social
  • Normalización de estupefacientes a nivel social
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Estrés

Un gran número de adictos se han visto envueltos en algunas de estas situaciones y han usado el consumo de cocaína como una opción de escape y poder «olvidar los problemas» durante el tiempo que surtía efecto la droga.

En Grupo Neros contamos con un equipo de especialistas que te ayudarán a superar la adicción a la cocaína para que retomes tu vida con normalidad. ¡Contacta con nosotros!

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del uso de la cocaína?

¿Cuáles son los efectos a largo plazo del uso de la cocaína?

El consumo de sustancias tóxicas, como es el caso de la cocaína, provoca efectos negativos en el estado de salud físico y mental, así como en otras esferas de la persona como son los efectos sociales, económicos, laborales y familiares, debido a los hábitos y conductas desarrolladas por los consumidores de estas sustancias que, a largo plazo, les lleva a una situación de crisis personal a todos los niveles.

La cocaína es una sustancia estimulante muy adictiva que afecta directamente al cerebro. Su fácil absorción hace que llegue rápidamente al cerebro, provocando unos efectos que se manifiestan a los pocos minutos del consumo. Las principales vías de administración de consumo son por vía nasal, oral, intravenosa y pulmonar, y sus efectos sobre la salud varían, en algunos aspectos, según la vía de administración. El consumo de este tóxico puede oscilar entre un consumo ocasional hasta un consumo repetitivo o compulsivo.

Esta droga despliega un efecto placentero en los consumidores debido al efecto que provoca en el cerebro, algo que la hace ser tan peligrosamente adictiva. Tras un consumo repetido de cocaína, el cerebro comienza a adaptarse a la misma, necesitando cada vez mayor dosis para obtener el mismo estado de euforia o placer, ya que el cerebro acaba tolerando la droga y necesita más cantidad y en menos tiempo para conseguir lo mismo.

Con el transcurso del tiempo cambian los efectos, generando en los consumidores mayor sensibilidad ante la ansiedad, las convulsiones y otros efectos tóxicos generados por esta sustancia. El consumo reiterado puede desembocar en un estado de irritabilidad, inquietud y paranoia e incluso puede causar un episodio total de psicosis paranoica en el que se pierde el sentido de la realidad y se sufre de alucinaciones auditivas. Al aumentar la dosis o la frecuencia del consumo, también aumenta el riesgo de sufrir efectos psicológicos o fisiológicos adversos.

El consumo reiterado y prolongado, provoca consecuencias devastadoras en la vida de la persona consumidora y en su entorno. La cocaína es una droga costosa, y la necesidad de consumir cada vez más, conlleva a una merma económica familiar importante llegando a la banca rota, y en ocasiones, a pedir ayuda económica a familiares o a personas del entorno cercano. La falta de concentración en el trabajo, la irritabilidad, el estado de ansiedad, son consecuencias que llevan a la persona consumidora a la rotura de relaciones, al aislamiento social, pérdida de empleo… etc.


Efectos de la cocaína a largo plazo según la vía de consumo

Efectos de la cocaína a largo plazo según la vía de consumo

Dependiendo de la vía de consumo los efectos adversos pueden variar:

  • Inhalación nasal: Pérdida o alteración del sentido del olfato, hemorragias nasales, problemas al tragar, ronquera, irritación y salida de secreción crónica por la nariz.
  • Ingesta oral: Al reducir el flujo sanguíneo puede causar gangrena grave en los intestinos.
  • Pulmonar: Tos, asma, dificultad para respirar y mayor riesgo de contraer enfermedades pulmonares como la neumonía.
  • Inyectada: Mayor riesgo de contraer el VIH, hepatitis C, reacciones alérgicas graves (a algunos aditivos que se agregan a la cocaína en la calle).

Efectos psicológicos de la cocaína

  • Euforia, Locuacidad
  • Aumento de la sociabilidad
  • Aceleración mental
  • Hiperactividad
  • Deseo sexual aumentado

Consumo crónico: A medida que desaparecen estos efectos sobreviene un estado de cansancio y apatía que puede inducir a repetir el consumo. El consumo crónico y abusivo puede provocar importantes trastornos psíquicos tales como ideas paranoides y depresión. La dependencia psíquica de la cocaína es una de las más intensas entre las provocadas por las drogas. Efecto rebote: cuando el consumo es crónico, su suspensión provoca somnolencia, depresión, irritabilidad, letargia, etc.

Efectos fisiológicos de la cocaína

  • Disminución de la fatiga
  • Reducción del sueño
  • Inhibición del apetito
  • Aumento de la presión arterial

Consumo crónico: Pérdida del apetito, insomnio, perforación del tabique nasal, patologías respiratorias: sinusitis e irritación de la mucosa nasal (goteo constante).


El consumo de cocaína durante el embarazo

El consumo de cocaína durante el embarazo

Los estudios demuestran que consumir cocaína durante el embarazo provoca diversos efectos negativos en el desarrollo del feto: los bebés suelen nacer prematuramente y tener menor peso, talla y circunferencia de la cabeza, a diferencia de otros bebés nacidos de mujeres no consumidoras. Además, si la madre ha consumido durante todo el embarazo, es muy probable que los recién nacidos muestres signos de síndrome de abstinencia, lo que dificulta el desarrollo cognitivo del niño, así como otros efectos físicos y cognitivos irreversibles.

¿En qué consiste el tratamiento de adicción a la cocaína?

¿En qué consiste el tratamiento de adicción a la cocaína?

La adicción a la cocaína es una enfermedad que involucra cambios biológicos en el cerebro de igual modo que innumerables problemas sociales, familiares y del entorno del adicto. Por lo tanto, el tratamiento de la adicción a la cocaína debe ser integral y las estrategias deben evaluar los aspectos neurobiológicos, sociales y médicos del uso indebido de la droga por parte del paciente. Podríamos resumirlo en que es necesario un tratamiento biopsicosocial para llegar a la recuperación total de la persona adicta. Sin olvidarnos que podrían necesitar apoyo farmacológico complementario.

Podemos dividir los efectos de la cocaína en tres fases, a corto plazo, a largo plazo y efectos de sobredosis. A corto plazo, la cocaína nos da una sensación inusual de felicidad y gran energía, sensación de enojo y desconfianza hacia los demás, sensibilidad a la luz y al tacto, una temperatura elevada del cuerpo o malestar en el estómago. Los efectos que produce la cocaína a largo plazo son hemorragias nasales, pérdida del olfato, problemas para tragar, tos y problemas pulmonares. Y por último, los efectos de sobredosis de la cocaína son derrames cerebrales, convulsiones, latidos irregulares del corazón o ataque cardíaco.


Metodología del tratamiento de adicción a la cocaína

El tratamiento de modificación de conducta o la terapia cognitiva-conductual es el más eficaz para tratar la adicción a la cocaína, esta terapia se centra en ayudar a las personas adictas a la cocaína a abstenerse y a mantenerse abstinentes del consumo de cocaína. Los procesos de aprendizaje desempeñan un papel importante en el desarrollo y la continuación del abuso y la adicción a la cocaína, se pueden aprovechar estos mismos procesos de aprendizaje para ayudar a reducir el consumo de drogas y prevenir las recaídas.

Este enfoque trata de ayudar a los pacientes a reconocer, evitar y enfrentar el consumo de drogas. Es decir, se les enseña a reconocer las situaciones en las que tienen más probabilidad de consumir cocaína, a evitarlas y a enfrentar de manera más eficaz una serie de problemas y comportamientos asociados con el abuso de drogas. En ocasiones es necesario el tratamiento farmacológico para evitar el síndrome de abstinencia y mantener al paciente en un estado mental óptimo para poder trabajar a nivel cognitivo y conductual de la mejor manera. A medida que el tratamiento cognitivo-conductual avanza adecuadamente, la ayuda del tratamiento farmacológico se reduce, dejando de ser necesaria.


Fases del proceso del tratamiento de adicción a la cocaína

El tratamiento cognitivo-conductual se divide en cinco fases:

  1. Desintoxicación, esta primera etapa se realiza bajo estrecha vigilancia médica para evitar la aparición de síndromes de abstinencia y con gran empatía del terapeuta, normalmente ex-adicto, para crear un vínculo y así evaluar y definir una línea terapéutica adecuada para el paciente.
  2. Deshabituación, en esta segunda etapa se trabaja la sustitución de hábitos y actitudes alteradas por el consumo de cocaína, adquiriendo unas nuevas referencias que mejoran la calidad de vida del paciente y adquiriendo confianza en sí mismos para abordar la recuperación ya que la autoestima en estas personas adictas está muy dañada.
  3. Rehabilitación, en la tercera etapa del tratamiento se pretende recuperar y conseguir las habilidades perdidas o no desarrolladas siendo la terapia grupal e individual del paciente y sus familiares fundamental en este proceso, dotando al paciente de recursos y herramientas para el control de impulsos, la reducción de la ansiedad, control de horarios y la mejora de las habilidades personales y sociales del paciente.
  4. Reinserción, el objetivo final de esta etapa es la inserción o reinserción social del paciente en su entorno familiar, social, laboral y de ocio, siguiendo con el tratamiento médico, psicológico, emocional y terapéutico asesorando y guiando el proceso de reintegración hasta llegar a este objetivo plenamente.
  5. Seguimiento, esta etapa se basa en la capacidad para mantener una vida sana y un crecimiento personal continuo, identificando estímulos de alto riesgo, poniendo en práctica los factores de protección aprendidos y realizando estrategias de afrontamiento en la nueva vida.


Lurdes Garcia Casanova
Terapeuta especialista en adicciones Grupo Neros Asturias.

Falsos mitos sobre la cocaína

FALSOS MITOS SOBRE LA COCAÍNA

La cocaína es una droga que está plagada de falsos mitos. Su grandísima popularidad a lo largo de todo el mundo, y el carácter ilegal de su comercio, han facilitado que estos falsos mitos se extiendan de forma realmente espectacular a lo largo de todo el mundo.

Hoy en día, son muchos los consumidores de cocaína que están intentando dejar la cocaína, y se ven inmersos en un proceso que normalmente resulta complejo y que suele requerir de ayuda profesional. La desintoxicación cocaína es algo que consiguen muchas personas y que es una realidad que abre nuevas puertas para quienes lo consiguen.

Para tratar de aclarar todos estos falsos mitos, vamos a echarle un vistazo a lo que se dice sobre la cocaína, y vamos a aclarar si es verdadera o falsa toda la información que está circulando sobre la droga más popular en todo el mundo.


La cocaína conseguirá que trabajes mejor

La cocaína se ha consumido de forma frecuente en ámbitos profesionales. Esto se ha producido porque se trata de una droga cuyo consumo se considera «limpio». Normalmente se introduce en el organismo por la nariz, esnifándola, por lo que su consumo se produce de forma rápida y se puede realizar prácticamente en cualquier lugar, como en el trabajo, sin que apenas se note.

Esto ha propiciado que la cocaína se haya asociado a tener más capacidad para trabajar. Y si bien es cierto que la cocaína favorece que nuestros sentidos estén más alerta, también es cierto que tiene importantes efectos negativos en nuestro cerebro, por lo que podría resultar totalmente contraproducente en el ámbito profesional.


Después del efecto de subidón de la cocaína viene la depresión

Después del efecto de subidón de la cocaína viene la depresión

Tenemos que tener en cuenta que la depresión es una enfermedad muy grave, que si bien es cierto que ésta podría desarrollarse por el consumo de drogas, no hay una relación directa e inmediata entre el consumo de cocaína y la depresión.

Este mito se desarrolla en base a que tras el consumo de cocaína, el cual produce un subidón de energía, viene una sensación de cansancio y agotamiento, propio del que ha consumido un importante estimulante, pero no debemos caer en el error de catalogarlo como depresión, sino como un efecto que se produce a posteriori tras haber consumido la droga.


Con la cocaína tendrás un sexo increíble

La cocaína también se ha asociado de forma frecuente al sexo, el mito más extendido dice que con la cocaína el sexo mejora de formas realmente increíbles. Si bien es cierto que al ser un estimulante, tendremos una reacción más eufórica frente al sexo, también es cierto que la cocaína dificulta que se alcance el orgasmo. En el caso de los hombres podría favorecer que se retrase la eyaculación y afecta en la función sexual también a las mujeres.


No existen los efectos secundarios por consumir cocaína

No existen los efectos secundarios por consumir cocaína

Como anteriormente comentamos, al considerarse una droga llamada «limpia», es frecuente que la gente piense que no existen efectos secundarios por el consumo de cocaína. Al contrario de lo que la gente piensa, los efectos secundarios se notan de forma inmediata tras haber consumido esta sustancia.

Nos encontraremos cansados, con una sensación mucho más intensa de agotamiento de lo habitual tras haber salido, por ejemplo, una noche de fiesta. Y su consumo a largo plazo también produce importantes efectos secundarios que generarán situaciones adversas en nuestra salud, como problemas cardíacos realmente severos.


Es seguro consumir cocaína

Como el consumo de cocaína está tan extendido, también se ha propagado el mito de que su consumo es seguro. Al contar con una probabilidad muy pequeña de riesgo de sobredosis, la gente piensa que es una droga segura, pero hay que tener en cuenta, que el riesgo de intoxicación por mezcla de cocaína con otras sustancias, es muy alto, por lo que su consumo no es seguro.

Preguntas frecuentes sobre la cocaína

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA COCAÍNA

Son muchas las personas que tienen dudas acerca de la cocaína, sobre ¿qué es? ¿cuáles son sus efectos? ¿está adulterada? ¿por qué crea adicción?, entre otras muchas cuestiones que resolveremos a lo largo de este artículo. Lo primero que debemos aclarar es:

¿Qué es la cocaína? 

Esta sustancia se trata de un estimulante que tiene propiedades altamente adictivas. Se produce a partir de las hojas de la coca, con dichas hojas, se realizan diversos procesos químicos y se produce la droga conocida como cocaína, que tiene un aspecto de polvo blanco que normalmente se consume aspirándolo por vía nasal.

A continuación , vamos a daros respuestas sobre aquellas cuestiones más habituales que rondan en nuestra sociedad sobre este tipo de droga, así conseguiremos despejar cualquier duda al respecto.


¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la cocaína?

La principal vía de administración de la cocaína es por inhalación y eso hace que la el organismo absorba fácilmente la sustancia, de forma que llega más rápido al cerebro y  sus efectos aparecen a los pocos minutos una vez sea consumida (aproximadamente entre 2 o 3 minutos).

Es cierto, que la cocaína se ha convertido en una droga atractiva sobretodo por los jóvenes por la rapidez a la hora de producir sus efectos tras su consumo, además tras su administración el efecto dura entre 45 y 60 minutos.


¿Toda la cocaína está adulterada?

La cocaína tal y como se consume hoy día, es el resultado de múltiples procesos químicos a los que se somete la hoja de coca para su elaboración. Toda la cocaína que está en el mercado es fruto de este procedimiento, conocido como «cortar» la cocaína, que consiste en mezclarla con algún otro producto de aspecto similar, que debería ser inocuo para el ser humano, y que permite ampliar el peso, de esta forma consiguen generar más cantidad de cocaína a partir de la que ya se tiene.

Es importante recordar que en ocasiones se utilizan elementos que pueden resultar altamente perjudiciales para el organismo y que se mezclan con la cocaína para «cortarla».


¿Por qué nos volvemos adictos a la cocaína?

¿Por qué nos volvemos adictos a la cocaína?

El consumo de cocaína genera una necesidad emocional muy fuerte, ya que se trata de una de las drogas más adictivas para nuestro cerebro.

El uso continuado de la cocaína conlleva a la persona a un proceso de tolerancia que hace que cada vez necesite dosis más elevadas para experimentar los mismos efectos.

Hay que tener en cuenta que el problema está en que la cocaína tiene una alta aceptación social, y a la vez su consumo genera pocos efectos adversos a corto plazo, pero en cuestión de una hora los efectos desaparecen como la euforia, el sentirse energéticos, conversadores, entre otros efectos. Esto favorece que los consumidores piensen que los efectos no son muy perjudiciales y por lo tanto continúan consumiendo cocaína de forma regular, y es entonces cuando se comienzan a gestar las adicciones.


¿Cuáles son los síntomas cuando no se tiene cocaína y existe una dependencia?

A diferencia de otras drogas, la cocaína no produce una dependencia física. Sin embargo, la dependencia emocional o psicológica es tan fuerte que se producen cambios importantes en la personalidad del consumidor, que pueden resultar en comportamientos erráticos e incluso agresivos en algunos casos en los que la dependencia es muy fuerte.

Cuando el drogadicto no tiene cocaína o cuando se le termina el efecto, se presenta un derrumbamiento casi inmediatamente, provocándole un deseo vehemente de más cocaína. Otros de los síntomas que se producen son fatiga, ausencia de placer, ansiedad, irritabilidad, somnolencia y en ocasiones agitación, o paranoia.


 ¿Es un problema el consumo de cocaína?

¿Es un problema el consumo de cocaína?

La cocaína es una de las drogas más fuertes, genera efectos estimulantes realmente importantes en los consumidores. De esta forma, si bien es cierto que está ampliamante aceptada a nivel social y en diversos ámbitos profesionales se ha reconocido su consumo de forma frecuente.

Hay que tener en cuenta que el consumo prologando de cocaína puede entrañar múltiples riesgos para la salud, incluyendo problemas cardíacos, insuficiencia respiratoria, problemas en el sistema nervioso e incluso problemas digestivos.


 ¿Qué efectos a largo plazo produce la cocaína?

Hay que ser conscientes que la cocaína es la droga ilegal que más se asocia con la mortalidad en los últimos años y es la principal droga que se detecta en los servicios de urgencias. Gran parte las visitas que reciben los hospitales en urgencias se relacionan con problemas cardiovasculares, gastrointestinales, respiratorios y neurológicos. 

La cocaína modifica los circuitos responsables de la gratificación y el placer que se encuentran en el cerebro. La inhalación regular de cocaína puede producir una pérdida del sentido del olfato, hemorragias nasales, problemas para tragar, ronquera y una inflamación e irritación del tabique nasal, lo que puede ocasionar una condición crónica de irritación y salida de secreción por la nariz, e incluso es común observar la existencia de perforación del tabique nasal en consumidores de cocaína. .

Una consecuencia importante y que termina afectando al drogadicto es la pérdida de su vida social y familiar, ya que las personas que consumen cocaína se empobrece significativamente. Por lo que es importante que se le ofrezca ayuda para dejar la cocaína, siempre en manos de profesionales y estudiando las diferentes vías para ayudarle a salir de ese pozo y consiga desintoxicarse de la cocaína.

Cocaína, ¿Cómo detectar su consumo en nuestro alrededor?

COCAÍNA, ¿CÓMO DETECTAR SU CONSUMO EN NUESTRO ALREDEDOR?

Desgraciadamente, cada vez son más los jóvenes que se adentran el este mundo de las drogas, por lo que cada vez son más los problemas que se originan en torno a ella, tanto en lo relacionado con la salud, como otros problemas de índole social.

A continuación os mostraremos algunos síntomas o efectos de la cocaína, pero si detestas algunos de éstos en cualquier persona de tu alrededor, deberás de buscar ayuda y dejar el caso en manos de profesionales, busca en tu ciudad centros que estén dispuestos a ayudarle para dejar cocaína en Sevilla.


¿Qué signos físicos deja la cocaína?

La cocaína deja su señal en varios signos físicos:

  1. En el caso de que una persona suela estornudar con asiduidad sin estar resfriado, puede ser debido al consumo habitual de cocaína, ya que termina por afectar a las fosas nasales, lo cual se traduce en continuos estornudos además de una secreción nasal de forma continua.
    • Otro signo de dicha enfermedad,  es cuando las personas consumidoras se suelen rascar o tocar la nariz con asiduidad. En casos más graves, son frecuentes las hemorragias o las lesiones internas dentro de la propia nariz.
  2. Otro órgano que delata al consumidor de cocaína son los ojos, ya que en este caso, es habitual que los consumidores de cocaína se encuentren con las pupilas dilatadas, además de presentar los ojos enrojecidos.
  3. Es bastante habitual el movimiento de la mandíbula de forma extraña debido a los efectos de la cocaína.
  4. En algunos casos, los adictos disuelven la cocaína y la inyectan usando agujas, por lo que debes prestar atención por si encuentras marcas de inyecciones en las manos, antebrazos, pies e incluso las piernas. 

¿Cómo se comportan los adictos a la cocaína?

¿Cómo se comportan los adictos a la cocaína?

Una persona que consuma cocaína suele tener un comportamiento bastante particular, pero ¿cuáles podrían ser los signos conductuales más evidentes en un adicto a la cocaína?

  1. Puede mostrar una hiperactividad exagerada, mostrando signos de euforia o risas incontroladas. Estos efectos suelen durar dependiendo de la persona entre 20 minutos y 3 horas.
  2. Un problema para los adictos, es que los efectos de la cocaína duran poco tiempo, por lo que tienen que consumirla frecuentemente para mantener dicha sensación. Por lo que si observas que la persona suele ausentarse con frecuencia e irse al baño o a alguna habitación cada 30 minutos aproximadamente, puede ser un signo de su consumo. 
  3. El consumo a largo plazo puede dejar también otras muestras más evidentes, como es la falta de apetito, la persona tiene menos ganas de comer ya que es un efecto secundario de la propia cocaína, o incluso el hecho de tener náuseas y pérdidas de peso son otras secuelas que deja la cocaína en el organismo.
  4.  Problemas para conciliar el sueño.
  5. Problemas económicos, ya que es una sustancia muy costosa. 

Para poder detectar con seguridad a personas que consumen esta droga, además de basarnos en algunos de los síntomas anteriores, existen pruebas de orina, mediante la cual podemos conocer si la persona ha consumido cocaína recientemente, para ello se utilizan una especie de tiras parecidas a los test de embarazo. Estas pruebas son sencillas de utilizar y simplemente sirven para corroborar la certeza de que desgraciadamente estábamos en lo cierto y dicha persona, es una consumidora habitual por lo que lo más recomendado es poner remedio cuanto antes y acudir a profesionales.

Lo que la cocaína hace en tu cerebro

LO QUE LA COCAÍNA HACE EN TU CEREBRO

Tal vez un buen motivo para frenar la adicción de la cocaína por parte de sus consumidores, sería el hecho de conocer los efectos de la cocaína sobre el cerebro y  el resto del cuerpo.

La cocaína es una droga bastante frecuente en la sociedad española y sus efectos son devastadores tanto a corto, como a largo plazo. Acabar con su adicción no es sencillo y por ello lo más recomendable es acudir a un centro de desintoxicación de cocaína, ya que ésta es la única manera.

Es positivo dar a conocer a la sociedad cuáles son todos los riesgos que conlleva el ser consumidor de cocaína. 


La cocaína daña el cerebro

En primer lugar, el consumo de cocaína engaña al cerebro desatando una euforia inusual. Esto se debe a que se acumulan moléculas como la serotonina o la dopamina, creando esta falsa sensación de euforia que luego termina en un bajón de sensaciones en donde en la gran mayoría de los casos, terminan por producirse episodios de depresión.

Todos estos cambios cerebrales, motivados por el consumo de cocaína, terminan por ofrecer diferentes trastornos como la ansiedad o la paranoia, además de hacer que las personas se encuentren mucho más irritables.

Por otro lado, también es frecuente sufrir alucinaciones motivadas por la pérdida de contacto con la realidad. Sin duda, toda una clase de pasajes que a largo plazo, terminan por dejar lesiones cerebrales que repercuten negativamente en el estado de salud y las funciones de las personas.


¿La cocaína puede afectar a más órganos del cuerpo?

La cocaína puede arruinar tu vida y por desgracia, los daños no solo quedan en el cerebro, también en el resto de órganos y partes del cuerpo, ya que éstos sufren de forma deliberada debido al consumo de la cocaína.

Uno de los órganos que más sufre es el corazón, porque se empieza a someter a unos ritmos cardíacos muy acelerados, provocando daños en los vasos sanguíneos que se encuentran en constante tensión y contracción, haciendo que el corazón deba de bombear más sangre.

También es cierto, que las personas que consumen cocaína habitualmente suelen padecer una desnutrición, siendo éste otros de los efectos que acarrea el consumo de esta sustancia, ya que la cocaína produce una pérdida de apetito en la persona que la consume. 

 Las vías respiratorias de las personas que la consumen sufren graves consecuencias, principalmente problemas en las fosas nasales, que es el conducto principal por dónde normalmente se consume esta cocaína, causando colapsos y hemorragias.

En definitiva, podemos evitar tener que sufrir estos efectos provocados por la cocaína, es mejor pedir ayuda a tiempo y ponerte en manos de profesionales que te ayuden a salir de ese agujero negro. 

Cocaína para trabajar, ¿Cuáles son sus efectos y consecuencias?

COCAÍNA PARA TRABAJAR, ¿CUÁLES SON SUS EFECTOS Y CONSECUENCIAS?

La cocaína para trabajar es algo más habitual de lo que la gente se pueda llegar a pensar. El consumo de la cocaína, está motivado por las largas jornadas de trabajo en dónde la búsqueda de soluciones alternativas para poder afrontarlas de la mejor forma hace que la gente termine por caer en el error de pensar que realmente puede tener algún efecto beneficioso para el cuerpo, cuando realmente está demostrado, que los efectos cocaína a largo plazo, son devastadores.

En este sentido, muchos trabajadores piensan que por si mismos, son incapaces de poder afrontar determinadas jornadas de trabajo y por lo tanto terminan recurriendo a la cocaína como su salvación.

¿Cuál es el principal problema de esto?, los efectos de la cocaína pueden hacer pensar a corto plazo que son la solución perfecta para todos los problemas, pero sin embargo, la propiedad adictiva de la misma, sumado a todos los problemas de salud que genera para el cuerpo, la convierten en un enemigo letal.

La cocaína causa muchos más problemas de los que en un principio se cree que esta sustancia puede llegar a arreglar, y ¿qué solución existe para acabar con dichos problemas? tiene que ser la desintoxicación de la cocaína.


Las terribles consecuencias de la cocaína para trabajar

Sin embargo, los problemas no han finalizado una vez uno se ha desintoxicado,ya que es bastante probable que se haya llegado a perder el trabajo y en algún caso más grave, la familia, por no hablar de los problemas de salud que arrastrará durante un gran tiempo el afectado.

Como hemos dicho antes, uno de los principales problemas es que los trabajadores creen que se encuentran ante una solución perfecta, debido a algunos efectos secundarios con los que cuenta. En este caso, gracias a estos efectos secundarios, se consigue disminuir la sensación de cansancio, se aumenta la concentración, ayuda a mejorar la socialización y también termina por disminuir la sensación de dolor, por lo que una persona se convence a ella misma de que se encuentra más capacitada para llevar a cabo cualquier tipo de tarea, hasta tal punto que se lo llega a creer y termina convirtiéndose en una adicta a la sustancia.

La cocaína en el trabajo, se ha convertido en algo tan habitual que se ha llego a convertir en una forma alternativa de consumo, independientemente de la del ocio a la que la creencia popular está más acostumbrada.

Las consecuencias de la misma, también son laborales, por lo que empieza a ser habitual:

  • La llegada tardía al trabajo con el paso del tiempo.
  • La bajada de rendimiento debido a la necesidad de consumir.
  • cometer errores en el trabajo que en la mayoría de los casos terminan con siniestralidad laboral.
  • Además de una pérdida notable en el rendimiento del mismo.

Lo que lo que a principio parecía una solución a corto plazo, se acaba de convertir en un problema de difícil solución.

En definitiva, para poder rendir bien en el trabajo, no hay nada más importante que un buen descanso, una buena alimentación y el mantener alejadas todo este tipo de sustancias que más allá de ayudarnos, lo único que van a conseguir es perjudicarnos.

¿La cocaína pasa factura al corazón?

¿LA COCAÍNA PASA FACTURA AL CORAZÓN?

España es uno de los países que cuenta con una mayor tasa de consumo de cocaína por cada cien habitantes de la Unión Europea. Debido a este consumo de forma habitual, se ha incrementado el número de infartos y de anginas de pecho sufridas, debido a los efectos cocaína, por lo que se deduce fácilmente que la cocaína realmente afecta de forma muy negativa al corazón así como a otros órganos vitales.

Leer más