Clínicas para desintoxicación del alcohol, todo lo que debes saber

Tratamiento alcoholismo | Grupo Neros

Reconocer la adicción al alcohol, es una de las decisiones más complejas en la vida de una persona. El alcoholismo es una enfermedad. A pesar de ello, por múltiples razones personales, familiares y sociales, reconocer la necesidad de salir del círculo de adicción al alcohol, conlleva un arduo proceso de introspección y valentía.  


Barreras a la búsqueda de ayuda profesional

Múltiples factores ofrecen resistencia a la hora de buscar asistencia profesional: 

  • Vergüenza: Reconocer públicamente el alcoholismo, es una barrera social, familiar y personal.
  • Frustración: Muchos pacientes reconocen que se sienten frustrados al verse superados por la adicción y a su incapacidad de resolverlo por cuenta propia.
  • Miedo: Al rechazo social,  lo desconocido del tratamiento y a si el esfuerzo supondrá una solución efectiva.
  • Negación Personal: Esta es quizá la más común de las razones. Muchos individuos en alcoholismo, niegan rotundamente el problema o magnitud del mismo. Aducen decenas de razones y promesas para evadir la asistencia a una clínica de desintoxicación
  • Negación Familiar: Aunque es el caso menos frecuente, muchas familias mantienen estados de negación a aceptar el alcoholismo. Lo más común para estas barreras, tienden a ser razones sociales.

Cuando el equipo profesional de las clínicas de rehabilitación, confrontan al paciente con su realidad y sus barreras, por lo general el tratamiento avanza.


¿Cómo funciona una clínica de rehabilitación de alcohol?

En los centros especializados, un equipo multidisciplinario de médicos, psiquiatras, psicólogos y terapeutas, entre otros profesionales, están dedicados al diseño, revisión y ejecución de planes de tratamiento contra el alcoholismo.

En una clínica de rehabilitación se estudia cada caso individualmente, entendiendo que no hay recetas matemáticas para el tratamiento. Se diferencian en relación al grado de adicción, tiempo, edad, contexto  y otros factores, que arrojan un tipo de tratamiento individualizado.

La individualización del tratamiento, trae como consecuencia directa su efectividad, duración en el tiempo y el mínimo impacto en el paciente. 

El objetivo del tratamiento, es la eliminación de la enfermedad. Cada fase, consta de varios objetivos: 

  • Desintoxicación: El objetivo de esta etapa es suprimir el consumo de alcohol sin la aparición del síndrome de abstinencia. Para ello, un equipo médico supervisa su ejecución, de modo que el paciente no siente el trauma de la abstinencia. Deshabituación: Lograr progresivamente, la sustitución de hábitos de consumo, nocivos en el paciente por conductas más saludables y positivas.
  • Rehabilitación: Se busca que el paciente pueda controlar el impulso del consumo y que recupere o adquiera habilidades y conocimientos de gran utilidad en su vida cotidiana.
  • Reinserción: El objetivo es que el paciente vuelva a insertarse como un individuo productivo y pleno en su entorno familiar, social y laboral.  
  • Seguimiento: Buscamos que el paciente pueda enfrentar los estímulos negativos y sepa sobrepasarlos sin recaídas en el consumo.

¿Cómo escoger una clínica de desintoxicación correcta?

No hay una fórmula exacta para la escogencia de una clínica de desintoxicación de alcohol. En términos generales, lo mejor es siempre ponerse en las manos expertas de profesionales. 

Recordemos que en muchos casos, los pacientes con adicción al alcohol, buscan cualquier excusa que les permita evadir el inicio del tratamiento. Todo el esfuerzo familiar y profesional para que el paciente acceda someterse al tratamiento puede evaporarse si el centro no cuenta con:

En primer lugar, la clínica de desintoxicación de alcohol debe contar con las acreditaciones y certificaciones legales. Debe estar en capacidad de estructura física y profesional de atender el paciente, la falta de capacidad o saturación del servicio pueden afectar su efectividad, recuerde conocer esto antes de escoger al centro El equipo profesional que presta servicios en la clínica, debe ser de primer orden. Del mismo modo los equipos tecnológicos e infraestructura del centro.

La atención a cada paciente debe ser personalizada, individualizada y enfocada en cada uno de los pacientes, así mismo los tratamientos, terapias, conductas y pronósticos.

La clínica debe involucrar a la familia y el entorno cercano del paciente en el tratamiento. Son el apoyo más importante que tendrá el paciente y además quienes servirán de bastón de apoyo en momentos de debilidad. 

En Grupo Neros somos ayudamos a nuestros pacientes a rehabilitarse del alcohol con un alto índice de éxito. Si quieres conocer nuestro Método Neros y recibir información personalizada, no tienes más que ponerte en contacto con nuestro equipo.

Tratamiento desintoxicación del alcohol, en qué consiste

Tratamiento del alcohol

En nuestra sociedad, consumir alcohol es parte del supuesto estándar social. De hecho, cuando se clasifica a las bebidas alcohólicas, muchos parámetros lo ubican al mismo nivel de otros alimentos como zumos o refrescos. 

En la sociedad occidental moderna, es prácticamente imposible encontrar un acto social, sin la presencia de alcohol. Sin embargo ¿Qué pasa cuando el consumo de alcohol pasa los niveles sociales y se convierte en una adicción?

Cuando el consumo se transforma en hábito que conlleva una necesidad física y del que no se puede controlar su ingesta, podemos estar ante la presencia del alcoholismo

El alcoholismo es considerado una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud y expertos señalan que el alcoholismo es una enfermedad familiar, pues afecta directamente, no sólo al paciente sino a su entorno familiar y social directo. 

El alcoholismo no es una decisión de vida y nadie se transforma en alcohólico por voluntad propia. Es importante entender que cuando el consumo de alcohol llega a niveles de adicción, el paciente es la primera víctima y que requiere ayuda profesional para combatirla.


¿Como saber si alguien es alcohólico?

Para saber que alguien necesita un tratamiento de desintoxicación de alcohol, es necesario identificar que existe un nivel de consumo que pueda considerarse alcoholismo. 

Existen en la actualidad múltiples tests de adicciones para determinar la adicción a sustancias nocivas como alcohol o drogas. 

Sin embargo, existen muchos patrones que nos indican que estamos en presencia de una adicción al alcohol:

  • Aumento de la tolerancia alcohólica: El consumo reiterado de alcohol, incrementa la tolerancia orgánica, por lo que se hace necesario ingerir una mayor cantidad a fin de lograr los efectos. Esto produce que raciones de alcohol socialmente aceptadas no produzcan el menor efecto aparente en el sujeto.
  • Aparición del síndrome de abstinencia: Ante la ausencia del consumo, el individuo comienza a presentar sudoración, arritmia cardiaca, cefalea, mareos, temblores y otros síntomas que se eliminan inmediatamente con el consumo alcohólico.
  • Cambios de humor: Presentar un estado anímico totalmente distinto al habitual ante la presencia de alcohol en el organismo, es una señal de alerta.
  • Deterioro social: Como en cualquier adicción, el centro de la vida del sujeto se basa en la satisfacción que se consigue con el alcohol, restando prioridad a sus relaciones sociales, laborales y familiares.

¿En qué consiste el tratamiento de desintoxicación del alcohol?

El tratamiento de desintoxicación del alcohol, consiste en una serie de cinco fases, diseñadas y dirigidas a la completa rehabilitación de la adicción.

Es muy importante conocer, que el tratamiento de desintoxicación del alcohol, no es un hecho puntual, definitivo y finito.

En el tratamiento de desintoxicación intervienen un equipo multidisciplinario de médicos, psiquiatras, psicólogos, terapeutas familiares y sociales. Todos con la ayuda y entrenamiento constante del paciente y su entorno inmediato. 

Las 5 fases del tratamiento son:

  1. Desintoxicación: Durante esta etapa, un grupo de médicos especialistas se encargan que el periodo de abstinencia pueda ser superado de la mejor manera posible. Es una etapa de monitoreo físico y que con la ayuda profesional, farmacológica y de terapia,  se busca eliminar los efectos del alcohol en el organismo. 
  2. Deshabituación: En esta etapa, se identifican los patrones que han degenerado en la adicción. Mediante la terapia individual, se identifican los factores que llevan al paciente al consumo de alcohol con la finalidad de sustituirlos con hábitos positivos y que le alejen del consumo. 
  3. Rehabilitación: Con la ayuda de profesionales y de otros pacientes en la misma situación, se busca dar el soporte anímico, moral y emocional para la rehabilitación de la adicción
  4. Reinserción: Todo lo aprendido durante las fases anteriores del tratamiento, se aplica en la vida cotidiana a fin de reincorporar al paciente a la vida productiva.
  5. Seguimiento: Expertos profesionales acompañan al paciente por este proceso, brindando apoyo y asesoramiento. 

Enfrentar a adicciones no es un camino fácil. Es una tarea por la que bien vale la pena el esfuerzo. Miles han salido de sus adicciones de modo satisfactorio y hoy viven vidas plenas y felices. 

Pedir ayuda no es bajo ningún motivo sinónimo de vergüenza, miedo o incapacidad, todo lo contrario, ponerse en manos de profesionales es la mejor decisión para superar las adicciones. 

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento del alcoholismo

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento del alcoholismo

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y en muchos casos mortal, debido al abuso continuado de una sustancia alcohólica, la persona con esta enfermedad adquiere una dependencia física y psicológica hacia esta sustancia.

El abuso del alcohol afecta a la persona adicta en varias facetas de su vida como la física, es decir, la salud, la social y la familiar, éste va avanzando en el tiempo empeorando la situación de la persona, lo que conlleva a ser una enfermedad crónica.

También mencionar el “alcohólico de fin de semana”, que lo definiríamos como el individuo que hace un abuso periódico y continuado, que entre otros efectos, hace que la persona viva ajena a la realidad de ese momento. 

El alcohol, al ser una droga legal y bien vista por la sociedad, pasa desapercibida en cuanto a problemática se refiere, sin embargo el alcohol es el responsable de más muertes en el mundo que el resto de sustancias adictivas. El hecho de ser una sustancia legal  y con reconocimiento social, hace que el problema sea más difícil de ver por la persona alcohólica o por su entorno. El consumo social, la facilidad para conseguirlo y su bajo coste, hacen que el problema tarde en dar la cara (silencio clínico).  


¿Por qué se empieza a beber?

  • Por imitación: De forma consciente o inconsciente imitan las conductas de sus referentes o iguales.
  • Por aceptación: Para sentirse integrados en un grupo o círculo social.
  • Por diversión: Les hace ser más extrovertidos, sociables, eufóricos, alegres…. (Al principio).

A consecuencia, el comienzo del consumo de alcohol es cada vez a más temprana edad.

Un estudio realizado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) determinó que la edad promedio en que los jóvenes comienzan a consumir alcohol en España es a los 13 años y que entre los 14 y los 18 años, el 75% consumen un promedio de una a dos veces al mes. 


¿Por qué nos volvemos adictos al alcohol?

Se cree que la adicción en muchos casos tiene un componente genético pero a día de hoy es imposible saber quién puede desarrollar la enfermedad y quien no. Hay estudios que hablan  de que los niños que sufren de TDA o TDAH (trastorno con déficit de atención con o sin hiperactividad) son propensos a desarrollar una adicción en el futuro, aunque hay diferentes motivos posibles.

El alcohol estimula nuestro cerebro para producir dopamina, que es la responsable de que al consumir alcohol entremos en un estado de alegría y euforia, el problema viene  cuando forzamos esta glándula de forma artificial atrofiándola y no es capaz de producir la dopamina de forma natural y necesitamos de más alcohol para producirla, este es el momento que si bebo estoy bien y si no bebo me encuentro mal «comienza el círculo vicioso.»


¿Qué efectos tiene el alcohol en la persona adicta?

El consumo continuo provoca la tolerancia del cuerpo a esta sustancia, una de las consecuencias principales es la intoxicación por alcohol además de problemas hepáticos, daños en el sistema nervioso, amnesia, disfunción eréctil (en el caso de los hombres) diferentes tipos de cáncer, úlceras, gastritis e incluso daños cerebrales permanentes. Estos son algunos problemas provocados por el alcohol.

Además de estos, el 40% de los accidentes de tráfico (estadística Ministerio de Salud 2019) son provocados por el alcoholismo, igual que las caídas, quemaduras, ahogamientos, accidentes laborales, etc. No solo la salud se ve afectada, sino que además, los pilares donde se sustenta la vida del adicto se desmoronan, como la pérdida de trabajo, la pérdida de seres queridos o familiares, la pareja, amigos… 

Las relaciones familiares se ven deterioradas a medida que el consumo crece, ya que la convivencia con estas personas, que además se vuelven irascibles, depresivas o tienden a aislarse, se vuelve muy complicada.


¿Cómo ayudar a la persona alcohólica a superar esta adicción?

El alcohol es una potente droga depresora, el que sufre esta adicción, rara vez ve que la ingesta de alcohol es la fuente de su malestar, es más, creerá que beber es la solución para olvidarse de sus problemas excepto cuando el consumo es tan obvio, que hasta es incapaz de afrontar el día si no empieza bebiendo.

En esta fase suele haber varios intentos fallidos de dejarlo por si mismo.

Es muy importante buscar un centro especializado en adicciones, donde un equipo multidisciplinar estudie su caso y pueda ofrecerle una intervención adecuada. Al principio del tratamiento, será necesaria una ayuda farmacológica para paliar el síndrome de abstinencia, ya que al privar al enfermo de la sustancia de forma radical puede causarle grandes trastornos como el delirium tremens (síndrome de abstinencia del alcohol que provoca temblores, delirios, fiebre y en ocasiones paro cardíaco y en consecuencia la muerte).

Es importante detallar que el tratamiento no consiste solamente en la desintoxicación del paciente, sino que es necesaria una completa recuperación a nivel cognitivo-conductual para que el paciente obtenga las herramientas suficientes para evitar posibles recaídas.

Adrián Ortego Cuetos
Terapeuta especialista en adicciones Grupo Neros Asturias

¿Qué es el alcoholismo y qué efectos produce?

Efectos alcoholismo

El alcoholismo es una grave enfermedad y está considerada, una enfermedad familiar y social. En esta consideración se enfatiza que el alcoholismo no sólo afecta a la persona que la padece, sino que afecta también a su círculo más íntimo: familia y amigos.

El alcoholismo, produce una degeneración de las capacidades físicas, psicológicas, laborales y sociales. La ingesta de alcohol continuada, está asociada a un sinnúmero de enfermedades y padecimientos crónicos, en algunos casos mortales.

Debemos comprender todas las facetas del alcoholismo por las que atraviesa el alcohólico, desde su acción en el organismo, sus efectos nocivos y el alcoholismo como un flagelo de dos etapas: como fenómeno social y como enfermedad degenerativa.


¿Cómo actúa el alcohol en el cuerpo humano?

El alcohol etílico, que es el que consumimos normalmente en bebidas alcohólicas, se produce de dos modos: (1) Por fermentación de azúcares contenidos en frutos como la caña de azúcar o la uva. (2) Por destilación, el cual somete a los fermentos a una ebullición, que luego por condensación se obtiene alcohol etílico. 

Los productos alcohólicos del mercado provienen, básicamente, de uno de estos dos métodos. Obviamente, existen una serie de subprocesos que derivan en las bebidas alcohólicas  conocidas. 

La embriaguez por consumo de alcohol etílico, es un grado leve de intoxicación o envenenamiento, que afecta al organismo en varias etapas:

  1. Fase eufórica: El individuo experimenta una sensación de desinhibición y euforia. Se siente relajado y vivaz.
  2. Fase de intoxicación: La acumulación de alcohol en el torrente sanguíneo, excede la capacidad de metabolización y se produce adormecimiento, pérdida de coordinación motora y de sentidos.
  3. Fase hipnótica:  Produce cefalea, náuseas y vómitos, como mecanismo de defensa orgánico.
  4. Fase de estupor: Se pierde la conciencia, tono muscular, control de esfínteres y/o  equilibrio.
  5. Fase mortal: El envenenamiento producido por el alcohol, puede causar un paro cardiopulmonar y/o respiratorio.

Efectos del alcohol en el organismo

El consumo, produce un efecto acumulativo, que afecta a medio y largo plazo a diferentes órganos como:

  • Hígado: Afecciones hepáticas como hepatitis, cirrosis hepática o cáncer hepático.
  • Cerebro y sistema nervioso: Enfermedades cerebrales se asocian al alcohol como alzheimer, Parkinson y varios tipos de enfermedades psiquiátricas como esquizofrenia. Sumado a la pérdida de la memoria,  sentidos y coordinación motora.
  • Sistema cardiovascular: Aumento de la presión arterial, puede generar enfermedades hipertensivas, ICTUS y otras alteraciones.
  • Sistema digestivo: Pancreatitis, esofaguitis, cáncer de estómago y otras enfermedades crónicas.

Además, el alcoholismo afecta al flujo sanguíneo, riñones, sistema inmunológico, endocrino e incluso al sistema reproductor.


El alcoholismo

El alcoholismo, es una enfermedad que puede analizarse en dos fases.

El alcohol como fenómeno social

Está muy arraigado, en casi todas las culturas del mundo, que los eventos sociales se acompañen del consumo de alcohol. Incluso, es acompañante común de la alimentación en gran parte del globo terráqueo.

Es precisamente, esta aceptación social del alcohol, lo que hace  más complicado definir la línea divisoria entre un consumo social y el alcoholismo.


El alcoholismo como una enfermedad

El alcoholismo es considerado una enfermedad. El alcohólico, presenta una fuerte dependencia a su consumo reiterado. Más aún, la dependencia orgánica a la ingesta de alcohol llega a arraigarse tanto, que produce el llamado «síndrome de abstinencia» el cual aparece cuando se disminuye el nivel de alcohol en el torrente sanguíneo y puede llegar a tener consecuencias negativas importantes.

El alcoholismo produce lo que se conoce como «aumento de la tolerancia» en la que cada vez se necesitan dosis más altas para conseguir los mismos efectos. El alcoholismo produce, además de los daños físicos y psiquiátricos en el individuo, una serie de afectaciones sociales, familiares y personales.

El individuo puede comenzar un espiral descendiente en el que puede llegar incluso a la indigencia, al ser rechazado por el resto de la sociedad. El alcoholismo, está documentado como un ingrediente social de crímenes y de aumento de la tasa de delincuencia.

Es por ello que, ante los primeros síntomas de alcoholismo, se debe acudir a un centro especializado y dejar que un equipo multidisciplinario de profesionales, conduzca al paciente hacia la cura definitiva de este flagelo que afecta cada día a más personas. 

En estos centros se adapta cada tratamiento individualmente y buscan la solución más efectiva para cada paciente. En Grupo Neros estamos especializados en la desintoxicación del alcohol.

Clínica desintoxicación del alcohol: Cómo funciona el tratamiento

Clínica desintoxicación del alcohol

Por desgracia, son miles las personas que se encuentran en todo el mundo enganchadas al alcohol sin saber cómo poner solución a sus problemas. La OMS (Organización Mundial de la Salud) califica a este comportamiento como un fenómeno en el que esta sustancia se apodera de la vida de la persona, siendo casi imposible controlar su consumo.

Una clínica de desintoxicación del alcohol es la mejor solución para dejar a un lado estos problemas y poder volver a la vida normal totalmente rehabilitado, pudiendo recuperar tu vida y el apoyo de todos tus seres queridos.

Es necesario que el tratamiento por estar preso del alcohol lo realicen profesionales, ya que saben cómo deben actuar en cada situación dependiendo del grado de adicción de los pacientes, por lo que el tratamiento puede variar.


¿En qué consiste el tratamiento contra el alcohol?

El tratamiento para cubrir a los pacientes con adicción al alcohol, consta de las siguientes fases:


1) Confrontación

Es normal que cuando se habla con la persona afectada sobre acudir a una clínica especializada, obtengamos el no por respuesta. Ten por seguro que, aunque él sepa que tiene un problema y en realidad sepa que tiene que acudir a este centro, no quiere dejar a un lado a la gente que aún tiene a su alrededor.

Lo más normal es que le intente quitar importancia a la adicción que tiene y a la frecuencia con la que consume alcohol, justificará las veces que lo ha hecho y dirá que será más responsable de aquí al futuro.

En esta primera fase el apoyo de la familia es muy importante. A la hora de ingresar en una clínica especializada, se pasa muy mal, pues tiene que dejar a un lado a sus seres queridos durante un tiempo para empezar con el proceso de desintoxicación.


2) Desintoxicación

Durante esta fase, se intenta que el cuerpo elimine las toxinas tiene acumuladas por el consumo del alcohol. Es en este momento cuando los síntomas de abstinencia salen a flote, viéndose reflejados a modo de ansiedad, temblores y náuseas a las 48 horas de la última vez que ha consumido.

En este momento el personal debe de estar pendiente de él, ya que puede sufrir insomnio, problemas respiratorios e incluso convulsiones, pudiendo dar lugar al “Delirium tremens” (la forma más grave de la abstinencia).

2.1) Tratamiento farmacológico

El medicamento que se da a los pacientes son las benzodiacepinas, aunque también se pueden utilizar tiapride o clometiazol. El objetivo de estas sustancias es que se pueda dejar a un lado el síndrome de abstinencia lo antes posible, así como ayudarle a superarlo.

No hace mucho tiempo se ha indicado que otro tipo de fármacos como la oxcarbamacepina o la gabapentina también pueden actuar como agente único en este tratamiento.


3) Deshabituación

Una vez se está produciendo la desintoxicación, llega el momento de volver a enseñar al paciente un estilo de vida saludable y cuidado, el que deberá de seguir a partir de ahora para involucrarse de nuevo en la sociedad y reducir las posibilidades de que se produzca una recaída.

Esta fase es la más larga de todo el tratamiento y puede llevarse a cabo mediante diferentes propuestas, como la farmacológica o la psicoterapéutica. Sin importar cual se elija, el objetivo a conseguir es el mismo.

Estas terapias están basadas en la motivación para que el paciente controle la abstinencia y le dan a conocer distintas herramientas para cumplir este objetivo. Algunas de las herramientas están basadas en la resolución de conflictos, técnicas sociales o el manejo de la ansiedad y la depresión.

Por otro lado, el objetivo de las propuestas farmacológicas es el de utilizar fármacos que eliminen la acumulación de acetaldehido, provocado por el consumo de alcohol, evitando así que el cuerpo necesite de esta sustancia. Gracias a este refuerzo y a que el paciente sabe que no es bueno combinar alcohol con fármacos, se consigue un refuerzo que le ayuda a seguir adelante.

Cómo elegir una clínica de desintoxicación del alcohol

alcoholismo

Para aquellas personas que tienen problemas con la bebida, acudir a una clínica de desintoxicación de alcohol es una idea que se debe valorar. Estos profesionales pueden aportar una gran ayuda y un tratamiento personalizado en función de las necesidades y del nivel de adicción de cada paciente.

Sin embargo, no basta con encontrar uno y acudir a sus instalaciones para dejar internada a esa persona, es necesario conocer información sobre el centro y seguir unos pasos para que el problema sea resuelto de la mejor forma posible.

Aspectos a tener en cuenta para encontrar una clínica de desintoxicación de alcohol

Entre los aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta antes de acudir a una clínica de desintoxicación de alcohol, se encuentran los siguientes:


1. Licencia

Cualquier centro en el que se ofrezca un servicio profesional debe tener una licencia en la que se especifique que están acreditados para dar este servicio. Del mismo modo, deben cumplirse todas las normativas y leyes vigentes que existan para cumplir con su labor.

Cuando acudas a un centro especializado, una de las primeras cosas que debes hacer es pedirle a quien te atienda si puede enseñarte su titulación, para comprobar con tus propios ojos que todo está en regla.

¿Cómo puedes saber si todo está en regla? Muy fácil, las autoridades médicas locales pueden ayudarte a corroborar que así sea. ¿Qué debes hacer si no dispone de titulación? En este caso lo mejor es buscar otra alternativa que te ofrezca más seguridad.


2. Personal

No sirve de nada que los títulos estén en regla si el personal no sabe cómo realizar su trabajo. Tu siguiente paso es preguntar cómo trabajan, cuánto tiempo llevan haciéndolo, si disponen de licencias médicas y cómo pueden ayudarte a solventar tu problema.

El equipo debe estar formado por enfermeros y psicólogos que sepan atender las necesidades de cada paciente, con estudios especializados en este sector.

Que no te de vergüenza preguntar por todos estos aspectos, recuerda que es por tu propio futuro o por el de un ser querido, así que cualquier cosa es poca para asegurarte de que se encuentra en las mejores manos posibles.


3. Experiencia

Fíjate en el tiempo que lleva abierto el centro de desintoxicación, cuantos más años, más experiencia habrán acumulado y a más pacientes han tratado, significando que el tratamiento será más efectivo y que saben de sobra cómo actuar. La experiencia es una variable que afecta mucho en estos casos.


4. Reputación

Cualquier centro que tenga un mínimo de reputación y/o quiera mantenerla, dispondrá de una plataforma web donde se pueden encontrar los servicios que ofrecen, las opiniones de familiares y pacientes pasados, cómo se formaron y cómo pueden ayudarte entre otras cosas. De este modo, sabrás si cumplen con todo lo que esperabas sobre ellos.


5. Tratamientos

No todos los centros que visites trabajarán con los mismos problemas, es posible que algunos traten a pacientes metidos en drogas fuertes, otros con los que tienen problemas dehttps://gruponeros.com/los-efectos-del-alcohol/ alcohol y otros con todos los problemas.

Pregunta cómo es el día a día dentro de las instalaciones, qué hacen los pacientes para pasar el rato, cómo será el tratamiento y las posibilidades de que se recupere de la adicción.

Aunque los tratamientos no son iguales en todos los centros, la asistencia psicológica sí debería serlo. Encuentra el que se ajuste a tus características y el que te transmita más confianza.


6. Instalaciones

Ahora que todo lo anterior está acorde lo esperabas, lo único que resta es dar un pequeño paseo para conocer más a fondo la infraestructura. Pregúntale si pueden hacerte una visita guiada donde ver las habitaciones, las zonas exteriores, cocinas y todo lo que se te ocurra, así, sabrás el ambiente que existe.

Los centros de desintoxicación para el alcohol pueden ayudarte a dejar atrás ese modo de vida que tienes para volver a incluirte en la sociedad actual, poder encontrar trabajo y ser uno más en todos los ámbitos de la vida.

Tratamiento médico del alcoholismo

Tratamiento médico del alcoholismo

Hay que tener en cuenta, que la mayoría de personas que tienen problemas con tóxicos líquido, no pueden decir en qué momento de su vida, el consumo está fuera de control.

Leer más

Los efectos del alcohol

Los efectos del alcohol

Hoy día, el consumo de alcohol es un hábito muy común que se ha instaurado en nuestra sociedad, pero ¿sabemos de verdad cuáles son los efectos del alcohol en el organismo?, porque son numerosos y muy diversos.

Leer más