Cómo puede la cocaína arruinar tu vida

Cómo puede la cocaína arruinar tu vida

España es el segundo país de la Unión Europea donde más cocaína se consume. El 9,1 % de la población afirma haberla probado alguna vez o consumirla en la actualidad. Como consecuencia, cientos de personas mueren en nuestro país cada año o se ven forzados a la delincuencia para obtener su dosis diaria.

Anualmente, el gobierno de nuestro país se gasta 400 millones para luchar contra la drogodependencia y para que las personas puedan realizar su desintoxicación de la mejor manera posible, pudiendo aspirar a un futuro mejor. Aunque en gran parte de los casos la solución más afectiva es acudir a un centro especializado en desintoxicación de cocaína.

En pocas palabras, la cocaína puede arruinar tu vida. Por desgracia, es muy común que las personas adictas acaben viviendo en la calle y el poco dinero que ganen se lo gasten en su dependencia o se pongan a trabajar para mafias callejeras a modo de camellos.


Los síntomas

Es muy común que, cuando se está enganchado a esta droga, aparezcan distintos síntomas, sobre todo la ansiedad; generada por el cuerpo debido a la necesidad de consumir otra dosis cada poco tiempo. Esto puede llevar a incitar a robar o vender objetos personales de valor para comprarla. Sin embargo, no es el único síntoma que podemos encontrar, también se ven reflejadas las esquizofrenias, trastornos de personalidad y depresión. 

Por norma general, las personas, después de sus primeras dosis, se sienten más eufóricos, conversadores y con un nivel mental más ligero. Esto es algo a corto plazo y únicamente psicológico, que te durará como mucho 2 o 3 horas. El problema viene después, cuando empiezas a pasar a la necesidad de consumirla a diario.


El cambio de vida

Un bienestar pasajero que ni si quiera es real, influye negativamente a tu vida y te lleva a estar constantemente consumiéndola. Así lo afirma Javier (nombre falso para mantener a la persona en el anonimato), un hombre que lleva más de 20 años de su vida luchando por dejar atrás ese polvo blanco que ha cambiado todo lo que le rodea.

Dada su obsesión por la cocaína, decidió asistir a un centro de rehabilitación, obteniendo buenos resultados y logrando mantenerse alejado de este mundo durante poco más de cuatro años. Sin embargo, tuvo una recaída, lo que le hizo volver a solicitar tratamiento.

Según su experiencia, empezó con la cocaína a una edad muy temprana, 16 años, aún no llegaba a la mayoría de edad. ¿El motivo? La influencia de las personas a su alrededor, que ya la consumían. Lo peor de estas situaciones es que no sabes que eres adicto hasta que pones en juego tu salud por una pequeña dosis.

Esta persona ha perdido toda su infancia y juventud por el efecto de las drogas. Sus ganas de cambiar de vida le están llevando a la desintoxicación y su compromiso por salir de ese mundo es fuerte. Sin embargo, el tiempo perdido nunca lo recuperará.


Poniendo solución a la adicción

Lo más importante que tienes que saber es que este tipo de adicciones no se curan solas, no puedes encerrarte en tu casa, aislarte del mundo exterior y esperar hasta que se te pase. Necesitas el apoyo de tus amigos y/o familiares y un centro de desintoxicación.

A día de hoy, siempre que se realice un buen tratamiento, las probabilidades de recuperarse están en el 70 %. Si conoces a alguien que esté en esta situación, no lo dudes y ofrécele tu ayuda.

Publicaciones relacionadas