Claves a tener en cuenta en la elección de un centro de desintoxicación

Claves a tener en cuenta en la elección de un centro de desintoxicación

Como profesional considero que es importante saber qué es la adicción, cómo se desarrolla y cómo debe tratarse, ya que la concienciación del problema es prioritario a la hora de dar el primer paso y solicitar ayuda.


¿Qué es la adicción?

La adicción es una enfermedad realmente compleja, en ella confluyen factores de diversa índole, ya sean sociales, familiares, individuales y/o biológicos. En este sentido, la interacción de todas estas variables, dan pie a la aparición de conductas que de manera progresiva conforman un hábito, de ahí que muchas veces se busque en el paciente no sólo la desaparición del propio consumo, si no también el aprendizaje de nuevas conductas que permiten mantener al paciente en una vida saludable y estable.

Cuando nos encontramos en la tesitura sobre qué tipo de tratamiento, medios y recursos existen a la hora de tratar una posible adicción, es importante tener en cuenta varios aspectos.


1. Evaluar el estado del paciente

Una de las primeras cosas a evaluar es el estado del paciente, nivel de consumo y situación sociofamiliar, no obstante, cuando existe una consulta de este tipo, la enfermedad de la adicción ya está muy desarrollada.

Actualmente somos plenamente conocedores de diferentes asociaciones que permiten tratar la adicción (ya sea clínicas privadas, públicas, asociaciones/organizaciones sin ánimo de lucro, etc.), no obstante, los métodos terapéuticos suelen ser muy diversos de ahí que sea importante conocer y ampliar la información sobre la posible intervención a seguir desde el momento del inicio del tratamiento.


2.  Los tratamientos pueden ser dispares

Los tratamientos pueden ser dispares

Por consiguiente y como comentaba anteriormente, los tratamientos pueden ser dispares, ya sea el programa de reducción de daños, tratamiento ambulatorio, centros de día, centros de ingreso, terapias individuales, grupales, etc. No obstante, es importante conocer la seriedad del problema ya que la adicción es una enfermedad crónica, con tendencia a la recaída y mortal.

Ante lo expuesto, y antes de dar ese primer paso, es importante saber que efectivamente, existe salida, de hecho, uno de los sistemas terapéuticos más reconocidos y con unos altos índices de recuperación es el que tiene que ver con el método Minnesota que suele ser dirigido por clínicas privadas especializadas en las adicciones.

Este enfoque, se caracteriza por presentar un abordaje integral de la propia adicción, para ello se busca en un primer momento la abstinencia del propio consumo y en un segundo lugar, la reinserción del propio paciente en su propio entorno. Para ello, este sistema parte de un sistema cognitivo – conductual, que permite no sólo buscar el dejar de consumir, si no enseñar al paciente a identificar situaciones de riesgo y patrones de conducta disfuncionales (desarrollados por la propia adicción) con el único fin de buscar otras posibles alternativas, sin olvidar, la parte cognitiva.

Para ello, el método Minnesota cuenta con diferentes fases: desintoxicación, deshabituación, rehabilitación, reinserción y seguimiento. En estas fases, el sistema se adapta de manera flexible a las circunstancias del propio paciente así como a la de los familiares.


3. Cuándo la adicción es severa

Ante una adicción severa y/o grave, lo recomendable es hacer un ingreso en centro de desintoxicación, donde la prioridad es la estabilidad física y emocional del paciente. Así mismo, y viendo su evolución, el tiempo de permanencia puede ir variando aunque lo establecido es entre 3-4 meses.


4. Otras Alternativas

Otras alternativas y posibles pasos a seguir (que como comento, pueden variar en función del estado del paciente), son pisos tutelados, también acompañado de terapias individuales y grupales que permiten buscar una deshabituación más estricta de determinadas conductas, buscando motivaciones, inquietudes, etc.

También estaría la modalidad de centro ambulatorio, que permite que el paciente haga una vida y una rutina más normalizada pero manteniendo un contacto con el propio tratamiento. Por último estaría el seguimiento, que permite trabajar y construir estrategias de afrontamiento ante diferentes situaciones de la propia vida con las propias terapias desarrolladas a lo largo de todo el tratamiento.

La intervención se realiza desde un enfoque multidisciplinar, donde médicos, educadores, psicólogos y terapeutas recuperados, coordinan su conocimiento para buscar la recuperación no sólo del propio paciente si no también la de las personas más allegadas al mismo (ya sean familiares y/o amigos).

Lo importante es pedir informaciónconcienciarse del problema, y dar el primer paso. Existen alternativas terapéuticas que permiten recuperar a gente con la enfermedad de la adicción.

Sara Quintana
Psicóloga

Publicaciones relacionadas