Centro de desintoxicación: ¿cómo elegir el mejor?

Centro de desintoxicación: ¿cómo elegir el mejor?

La adicción a las drogas es un problema que se sufre en todos los rincones del mundo, haciendo que aparezcan cada vez más usuarios que quieren abandonar este mundo con el objetivo de realizar una vida normal. 

Lo mejor que se puede hacer es ponerse en manos de profesionales. Para ello, un centro de desintoxicación puede ayudarte a cumplir con estos objetivos. Sin embargo, es necesario tener en cuenta unos consejos para poder dar con el mejor. 


¿Cómo escoger el mejor centro de desintoxicación? 

No importa si el objetivo es desintoxicarse de drogas, de alcohol o de algún otro tipo de sustancia adictiva, lo importante es acudir a profesionales del sector que sepan cómo actuar ante estos casos. Esta parte es una de las más difíciles para los familiares y para el propio paciente. 

Existen una gran cantidad de centros, cada uno con unas características distintas. Todas las variables merecen ser tomadas en cuenta, como las que comentamos a continuación: 

1. Accesibilidad 

Es normal que los enfermos estén un tiempo en duda, sin saber si deben ponerse en manos de profesionales o no (aunque ellos sepan que sí). Lo importante es dejarlos un tiempo para que piensen en su futuro y, cuando pidan ayuda, que el centro esté accesible para poder ingresarlo. 

2. Acreditación 

Todos los centros de desintoxicación deben pertenecer al Registro de Centros Sanitarios de Atención y Prevención de Drogodependencias. Puedes mirar por ti mismo en los registros o preguntar si están incluidos, así, podrás estar convencido de que cuentan con todas las medidas que exige la Ley. 

3. Equipo 

La adicción a cualquier sustancia está considerada como una enfermedad que requiere de asistencia médica. Para ello, debe existir un seguimiento profesional para que la etapa de desintoxicación se cumpla. 

Cada área del centro debe contar con profesionales que sepan cómo actuar ante cualquier circunstancia que se pueda dar. En algunos casos se puede ver a adictos recuperados colaborando con el equipo. La ventaja es que pueden contar su experiencia para transmitirla al resto de pacientes, haciéndoles entender el peligro de continuar con la adicción. 

4. Evaluaciones personalizadas 

Es cierto que este tipo de enfermedades tiene síntomas comunes para todos los pacientes, pero también lo es que no todos los tratamientos son igual de efectivos para cada persona. Al tratarse de una enfermedad compleja, deben realizarse exámenes médicos que ayuden a detectar los problemas más graves y el nivel de adicción. 

Es normal encontrarse ante la duda de si debe ser internado en el centro o no. El equipo médico, mediante estos exámenes, será el encargado de dar una respuesta a esta pregunta. 

5. Tratamiento 

Cada tipo de tratamiento que se vaya a realizar debe ser claro, tener un nombre y una evidencia científica en la que basarse. Únicamente así se puede comprobar la efectividad por medio de diferentes canales (testimonios, publicaciones científicas, etc.). 

6. Duración del tratamiento 

Todo tipo de tratamiento tiene una duración determinada. Es necesario que el paciente lo continúe al pie de la letra para aumentar las probabilidades de éxito. Si se lleva con la adicción durante varios años, es imposible que esta termine en unos pocos meses. 

Hay que tener en cuenta que la desintoxicación no es lo mismo que la dependencia. Esta última fase es la más importante, además de la más larga. Por norma general, los centros de desintoxicación cuentan con cuatro fases efectivas para que el paciente pueda considerarse como “curado”: desintoxicación, deshabituación, rehabilitación y reinserción. 

En el caso de que el centro sea únicamente de desintoxicación, el tratamiento durará unos meses. Si no pueden cumplir con todas las fases, deben facilitar al paciente y a los familiares la información necesaria para continuar con su tratamiento en otro centro que sí cuente con estas características. 

7. Terapias 

Una de las formas demostradas de tratamiento efectivo para los drogodependientes son las terapias, las cuales son recomendadas un mínimo de dos o tres veces por semana. De este modo, se intenta que el paciente comprenda por lo que está pasando y que tiene solución, aunque para ello debe de hacer sacrificios, como sus aficiones, conductas o hábitos, para poner en práctica otras que le serán de ayuda socialmente cuando esté completamente recuperado. En muchos casos la terapia exige un ingreso temporal para ofrecer un mejor tratamiento.

8. Colaboración 

La familia es uno de los mayores apoyos que puede tener un paciente. Por este motivo, es necesario que de vez en cuando se convierta en un recurso terapéutico para su recuperación. No se puede perder la motivación y esta colaboración puede ser clave a la hora de seguir adelante. 

9. Necesidades 

Todas las áreas de la vida de los pacientes se verán afectadas por la sustancia por la que siente adicción. Cualquier centro debe de estar totalmente preparado para proteger y ayudar a sus pacientes en todas las medidas posibles.

Centro de Adicciones: Tratando las distintas formas de consumo de drogas

Centro de Adicciones

El policonsumo se puede definir como el consumo de dos o más tipos de sustancias adictivas simultáneamente o de forma alternativa, de modo que sus efectos se potencian, contrarrestan o combinan.

Entre las formas más comunes de policonsumo se encuentran: antidepresivos, cannabis, alcohol, tabaco, cocaína, ansiolíticos, etc. Sin embargo, existen adicciones comportamentales que hacen que este efecto se agrave aún más.


¿Qué lleva a las personas a realizar el policonsumo?

La razón principal por el que las personas buscan este tipo de adicción, es la búsqueda de varios efectos que se diferencien entre sí. Un ejemplo es el de potenciar la psicoactividad de las drogas con el objetivo de eliminar los efectos negativos de otra sustancia. De este modo, se obtiene un estado alterado diferente.

La cocaína provoca que la persona que la consume se encuentre en un estado de nerviosismo y alerta, pudiendo utilizarla para que los niveles de alcohol y cannabis estén más nivelados. También puede hacerse al revés para aumentar la energía.

Esto mismo ocurre con las adicciones comportamentales. Cuando un ludópata juega, lo hace acompañado de un café o una copa con alcohol. Con el objetivo de mantenerse despierto, puede consumir cocaína y así aumentar su tiempo de juego.

Por desgracia, en la sociedad actual el policonsumo es más frecuente de lo que pensamos. Es obvio que hay que acudir a un centro de adicciones para eliminar esta enfermedad, no hacerlo únicamente consigue que el peligro para la salud de la persona aumente.


El peligro para la salud en el policonsumo

Si tenemos en cuenta que la adicción a un solo tipo de sustancia adictiva puede traer consigo consecuencias fatales, las probabilidades de padecerlas se multiplican con el policonsumo. Esto implica que se tengan que evaluar todos los aspectos que llevan a esa persona a consumirlas.

No solo se trata de que el paciente sufrirá un daño físico, sino también uno psicológico que afectará a todas las facetas de su vida: profesional, familiar, emocional, económico, etc. En el peor de los casos también deberá hacer frente a problemas legales.

Los efectos que produce el policonsumo son difíciles de enumerar, ya que dependerán de la condición física y mental de cada persona, del tipo de sustancias que está introduciendo a su cuerpo y de cómo se combinan. También es necesario conocer la frecuencia en que son consumidas y otras variables.


¿Cómo afecta el policonsumo en Europa?

Según los informes recogidos en 22 países de la Unión Europea, en el año 2003 más del 20 % de los jóvenes afirmó haber consumido tabaco y alcohol durante las semanas anteriores. El 6 % declaró que había consumido cannabis y alcohol y/o tabaco. Tan solo el 1 % admitió haber consumido otro tipo de drogas consideradas como fuertes, como la cocaína, LSD o heroína.

Las estadísticas afirman que las personas que consumen “drogas blandas”, como el cannabis, son más propensas a acompañarlas con otras. El consumo de drogas está asociado a distintos estilos de vida, mientras que su consumo aumenta en entornos nocturnos.

Un análisis llevado a cabo en 14 países europeos, en el que se recogieron datos de más de 260.000 pacientes, indicó que más del 50 % tenía problemas con dos o más sustancias. Esto indica el problema que tiene el policonsumo no solo en Europa, sino en todo el mundo.

Los perfiles que más se llegan a ver dentro del policonsumo, son los de:

  • Heroína y Cocaína
  • Cocaína y Cannabis o alcohol
  • Cannabis y Alcohol

El primero es el grupo más numeroso, incluyendo a personas marginadas que estén enganchadas a más de dos sustancias. El segundo es sometido a tratamientos a través del sistema de justicia penal o gracias a la presión de su entorno más cercano. En el tercer grupo se incluyen los más jóvenes, que aún conviven con su familia y están integrados socialmente.

El policonsumo es una enfermedad muy dura, haciendo necesario un tratamiento de desintoxicación en una clínica especializada, así como terapia para cada tipo de paciente, haciéndoles entender qué es lo que introducen en su cuerpo y las consecuencias que esto puede llevar para ellos.

Cómo escoger el centro de desintoxicación de drogas adecuado

como escoger un buen centro desintoxicacion

Un centro de desintoxicación de drogas es un lugar al que una persona que sufre de una adicción debe acudir para empezar con su rehabilitación. La OMS califica la adicción como una enfermedad primaria, que puede llegar a ser mortal si no se trata a tiempo.

La adicción, aunque está catalogada como enfermedad, no tiene cura. Sin embargo, es posible detenerla para poder realizar tu vida fuera de esos productos que llevan al paciente a destruirla.

Es de vital importancia no escoger el primer centro de desintoxicación que veas. Si quieres que la adicción pueda ser abandonada y que ayuden a esa persona con su problema, te recomendamos seguir los pasos de los que hablamos a continuación.


¿Por cuál centro de desintoxicación me decido?

Durante el proceso de desintoxicación, se debe hacer frente a distintos problemas junto a los profesionales que te atiendan, motivo por el que es necesario contar con la mejor ayuda posible, ya que aumentarán las probabilidades de que el paciente salga recuperado.

Para escoger el centro de desintoxicación adecuado, debemos centrarnos en diferentes pautas.


¿Cómo escoger el adecuado?

Para ayudarte a escoger un centro que se adapte a tus características y necesidades, os comentamos unas pautas que os serán de gran ayuda:


1) Nivel de la adicción

No puedes llegar a un centro de desintoxicación y que se pongan enseguida a tratar la adicción. Es necesario realizar un análisis individual de cada paciente y conocer el nivel de adicción que tiene de forma real. Si no es muy alta, es posible que pueda acudir a centros cerca de su hogar.

De hecho, seguir una terapia mientras no deja a un lado las obligaciones ni responsabilidades de su vida diaria es la mejor opción.

Si, por el contrario, la adicción presenta un nivel elevado, es necesario encontrar un centro que ofrezca tratamientos personalizados para él, pudiendo ser necesario que se quede o no internado y que esté lejos de su ciudad de origen.


2) Tratamiento

No en todos los centros se utilizan los mismos métodos de tratamiento, siendo necesario conocerlos antes. Existen distintas filosofías en cuanto a la desintoxicación, pudiendo encontrar centros que utilizan remedios naturales y otros que se sirven de fármacos como ayuda, así como algunos que se basan en lo espiritual o en la acupuntura. Antes de escoger, fíjate en el tratamiento que realizan.


3) Éxito

Sin importar el tipo de tratamiento que ofrezcan, es necesario conocer el nivel de éxito del centro. Para ello, realiza una investigación por internet, conócelos, su historia, cuándo se fundaron, qué objetivos persiguen y si es posible habla con algún ex paciente suyo para conocer cómo ha sido su experiencia.

Llegados a este paso debes preguntar al profesional que te atienda sobre los métodos que emplean para llevar a cabo la desintoxicación, preguntar el porcentaje de éxito, el tiempo medio, el proceso y el apoyo que ofrecen a los pacientes.


4) Métodos

Fijarse en el éxito y el tipo de tratamiento que utiliza un centro es importante, pero también lo es la experiencia del personal y su educación, que debe ser el adecuado para tratar a los pacientes como se merecen.

Cualquier tratamiento de desintoxicación necesita de personal que sepa cómo actuar en cada caso en diferentes ámbitos de la medicina (psiquiatría, nutrición, psicología, etc.), además de personal capacitado.


5) Programas

Lo mejor que se puede hacer para conocer al personal, las instalaciones y los tratamientos utilizados, es visitar el centro. De este modo conocerás y preguntarás todas las dudas que te puedan surgir y serán respondidas al momento.

Presta especial atención a los métodos utilizados para tratar a los pacientes, para recopilar toda la información posible y poder decidir por ti mismo si ese centro es el que mejor se adapta a tus características y necesidades.

Debes tener en cuenta que estos profesionales son los que saben qué tratamiento es el adecuado para cada paciente, no les digas lo que tienen que hacer y adáptate a lo que ofrecen. El objetivo es que ese ser querido pueda recuperarse de su enfermedad.

Falsos mitos sobre la cocaína

FALSOS MITOS SOBRE LA COCAÍNA

La cocaína es una droga que está plagada de falsos mitos. Su grandísima popularidad a lo largo de todo el mundo, y el carácter ilegal de su comercio, han facilitado que estos falsos mitos se extiendan de forma realmente espectacular a lo largo de todo el mundo.

Hoy en día, son muchos los consumidores de cocaína que están intentando dejar la cocaína, y se ven inmersos en un proceso que normalmente resulta complejo y que suele requerir de ayuda profesional. La desintoxicación cocaína es algo que consiguen muchas personas y que es una realidad que abre nuevas puertas para quienes lo consiguen.

Para tratar de aclarar todos estos falsos mitos, vamos a echarle un vistazo a lo que se dice sobre la cocaína, y vamos a aclarar si es verdadera o falsa toda la información que está circulando sobre la droga más popular en todo el mundo.


La cocaína conseguirá que trabajes mejor

La cocaína se ha consumido de forma frecuente en ámbitos profesionales. Esto se ha producido porque se trata de una droga cuyo consumo se considera «limpio». Normalmente se introduce en el organismo por la nariz, esnifándola, por lo que su consumo se produce de forma rápida y se puede realizar prácticamente en cualquier lugar, como en el trabajo, sin que apenas se note.

Esto ha propiciado que la cocaína se haya asociado a tener más capacidad para trabajar. Y si bien es cierto que la cocaína favorece que nuestros sentidos estén más alerta, también es cierto que tiene importantes efectos negativos en nuestro cerebro, por lo que podría resultar totalmente contraproducente en el ámbito profesional.


Después del efecto de subidón de la cocaína viene la depresión

Después del efecto de subidón de la cocaína viene la depresión

Tenemos que tener en cuenta que la depresión es una enfermedad muy grave, que si bien es cierto que ésta podría desarrollarse por el consumo de drogas, no hay una relación directa e inmediata entre el consumo de cocaína y la depresión.

Este mito se desarrolla en base a que tras el consumo de cocaína, el cual produce un subidón de energía, viene una sensación de cansancio y agotamiento, propio del que ha consumido un importante estimulante, pero no debemos caer en el error de catalogarlo como depresión, sino como un efecto que se produce a posteriori tras haber consumido la droga.


Con la cocaína tendrás un sexo increíble

La cocaína también se ha asociado de forma frecuente al sexo, el mito más extendido dice que con la cocaína el sexo mejora de formas realmente increíbles. Si bien es cierto que al ser un estimulante, tendremos una reacción más eufórica frente al sexo, también es cierto que la cocaína dificulta que se alcance el orgasmo. En el caso de los hombres podría favorecer que se retrase la eyaculación y afecta en la función sexual también a las mujeres.


No existen los efectos secundarios por consumir cocaína

No existen los efectos secundarios por consumir cocaína

Como anteriormente comentamos, al considerarse una droga llamada «limpia», es frecuente que la gente piense que no existen efectos secundarios por el consumo de cocaína. Al contrario de lo que la gente piensa, los efectos secundarios se notan de forma inmediata tras haber consumido esta sustancia.

Nos encontraremos cansados, con una sensación mucho más intensa de agotamiento de lo habitual tras haber salido, por ejemplo, una noche de fiesta. Y su consumo a largo plazo también produce importantes efectos secundarios que generarán situaciones adversas en nuestra salud, como problemas cardíacos realmente severos.


Es seguro consumir cocaína

Como el consumo de cocaína está tan extendido, también se ha propagado el mito de que su consumo es seguro. Al contar con una probabilidad muy pequeña de riesgo de sobredosis, la gente piensa que es una droga segura, pero hay que tener en cuenta, que el riesgo de intoxicación por mezcla de cocaína con otras sustancias, es muy alto, por lo que su consumo no es seguro.

Preguntas frecuentes sobre la cocaína

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA COCAÍNA

Son muchas las personas que tienen dudas acerca de la cocaína, sobre ¿qué es? ¿cuáles son sus efectos? ¿está adulterada? ¿por qué crea adicción?, entre otras muchas cuestiones que resolveremos a lo largo de este artículo. Lo primero que debemos aclarar es:

¿Qué es la cocaína? 

Esta sustancia se trata de un estimulante que tiene propiedades altamente adictivas. Se produce a partir de las hojas de la coca, con dichas hojas, se realizan diversos procesos químicos y se produce la droga conocida como cocaína, que tiene un aspecto de polvo blanco que normalmente se consume aspirándolo por vía nasal.

A continuación , vamos a daros respuestas sobre aquellas cuestiones más habituales que rondan en nuestra sociedad sobre este tipo de droga, así conseguiremos despejar cualquier duda al respecto.


¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la cocaína?

La principal vía de administración de la cocaína es por inhalación y eso hace que la el organismo absorba fácilmente la sustancia, de forma que llega más rápido al cerebro y  sus efectos aparecen a los pocos minutos una vez sea consumida (aproximadamente entre 2 o 3 minutos).

Es cierto, que la cocaína se ha convertido en una droga atractiva sobretodo por los jóvenes por la rapidez a la hora de producir sus efectos tras su consumo, además tras su administración el efecto dura entre 45 y 60 minutos.


¿Toda la cocaína está adulterada?

La cocaína tal y como se consume hoy día, es el resultado de múltiples procesos químicos a los que se somete la hoja de coca para su elaboración. Toda la cocaína que está en el mercado es fruto de este procedimiento, conocido como «cortar» la cocaína, que consiste en mezclarla con algún otro producto de aspecto similar, que debería ser inocuo para el ser humano, y que permite ampliar el peso, de esta forma consiguen generar más cantidad de cocaína a partir de la que ya se tiene.

Es importante recordar que en ocasiones se utilizan elementos que pueden resultar altamente perjudiciales para el organismo y que se mezclan con la cocaína para «cortarla».


¿Por qué nos volvemos adictos a la cocaína?

¿Por qué nos volvemos adictos a la cocaína?

El consumo de cocaína genera una necesidad emocional muy fuerte, ya que se trata de una de las drogas más adictivas para nuestro cerebro.

El uso continuado de la cocaína conlleva a la persona a un proceso de tolerancia que hace que cada vez necesite dosis más elevadas para experimentar los mismos efectos.

Hay que tener en cuenta que el problema está en que la cocaína tiene una alta aceptación social, y a la vez su consumo genera pocos efectos adversos a corto plazo, pero en cuestión de una hora los efectos desaparecen como la euforia, el sentirse energéticos, conversadores, entre otros efectos. Esto favorece que los consumidores piensen que los efectos no son muy perjudiciales y por lo tanto continúan consumiendo cocaína de forma regular, y es entonces cuando se comienzan a gestar las adicciones.


¿Cuáles son los síntomas cuando no se tiene cocaína y existe una dependencia?

A diferencia de otras drogas, la cocaína no produce una dependencia física. Sin embargo, la dependencia emocional o psicológica es tan fuerte que se producen cambios importantes en la personalidad del consumidor, que pueden resultar en comportamientos erráticos e incluso agresivos en algunos casos en los que la dependencia es muy fuerte.

Cuando el drogadicto no tiene cocaína o cuando se le termina el efecto, se presenta un derrumbamiento casi inmediatamente, provocándole un deseo vehemente de más cocaína. Otros de los síntomas que se producen son fatiga, ausencia de placer, ansiedad, irritabilidad, somnolencia y en ocasiones agitación, o paranoia.


 ¿Es un problema el consumo de cocaína?

¿Es un problema el consumo de cocaína?

La cocaína es una de las drogas más fuertes, genera efectos estimulantes realmente importantes en los consumidores. De esta forma, si bien es cierto que está ampliamante aceptada a nivel social y en diversos ámbitos profesionales se ha reconocido su consumo de forma frecuente.

Hay que tener en cuenta que el consumo prologando de cocaína puede entrañar múltiples riesgos para la salud, incluyendo problemas cardíacos, insuficiencia respiratoria, problemas en el sistema nervioso e incluso problemas digestivos.


 ¿Qué efectos a largo plazo produce la cocaína?

Hay que ser conscientes que la cocaína es la droga ilegal que más se asocia con la mortalidad en los últimos años y es la principal droga que se detecta en los servicios de urgencias. Gran parte las visitas que reciben los hospitales en urgencias se relacionan con problemas cardiovasculares, gastrointestinales, respiratorios y neurológicos. 

La cocaína modifica los circuitos responsables de la gratificación y el placer que se encuentran en el cerebro. La inhalación regular de cocaína puede producir una pérdida del sentido del olfato, hemorragias nasales, problemas para tragar, ronquera y una inflamación e irritación del tabique nasal, lo que puede ocasionar una condición crónica de irritación y salida de secreción por la nariz, e incluso es común observar la existencia de perforación del tabique nasal en consumidores de cocaína. .

Una consecuencia importante y que termina afectando al drogadicto es la pérdida de su vida social y familiar, ya que las personas que consumen cocaína se empobrece significativamente. Por lo que es importante que se le ofrezca ayuda para dejar la cocaína, siempre en manos de profesionales y estudiando las diferentes vías para ayudarle a salir de ese pozo y consiga desintoxicarse de la cocaína.

Lo que la cocaína hace en tu cerebro

LO QUE LA COCAÍNA HACE EN TU CEREBRO

Tal vez un buen motivo para frenar la adicción de la cocaína por parte de sus consumidores, sería el hecho de conocer los efectos de la cocaína sobre el cerebro y  el resto del cuerpo.

La cocaína es una droga bastante frecuente en la sociedad española y sus efectos son devastadores tanto a corto, como a largo plazo. Acabar con su adicción no es sencillo y por ello lo más recomendable es acudir a un centro de desintoxicación de cocaína, ya que ésta es la única manera.

Es positivo dar a conocer a la sociedad cuáles son todos los riesgos que conlleva el ser consumidor de cocaína. 


La cocaína daña el cerebro

En primer lugar, el consumo de cocaína engaña al cerebro desatando una euforia inusual. Esto se debe a que se acumulan moléculas como la serotonina o la dopamina, creando esta falsa sensación de euforia que luego termina en un bajón de sensaciones en donde en la gran mayoría de los casos, terminan por producirse episodios de depresión.

Todos estos cambios cerebrales, motivados por el consumo de cocaína, terminan por ofrecer diferentes trastornos como la ansiedad o la paranoia, además de hacer que las personas se encuentren mucho más irritables.

Por otro lado, también es frecuente sufrir alucinaciones motivadas por la pérdida de contacto con la realidad. Sin duda, toda una clase de pasajes que a largo plazo, terminan por dejar lesiones cerebrales que repercuten negativamente en el estado de salud y las funciones de las personas.


¿La cocaína puede afectar a más órganos del cuerpo?

La cocaína puede arruinar tu vida y por desgracia, los daños no solo quedan en el cerebro, también en el resto de órganos y partes del cuerpo, ya que éstos sufren de forma deliberada debido al consumo de la cocaína.

Uno de los órganos que más sufre es el corazón, porque se empieza a someter a unos ritmos cardíacos muy acelerados, provocando daños en los vasos sanguíneos que se encuentran en constante tensión y contracción, haciendo que el corazón deba de bombear más sangre.

También es cierto, que las personas que consumen cocaína habitualmente suelen padecer una desnutrición, siendo éste otros de los efectos que acarrea el consumo de esta sustancia, ya que la cocaína produce una pérdida de apetito en la persona que la consume. 

 Las vías respiratorias de las personas que la consumen sufren graves consecuencias, principalmente problemas en las fosas nasales, que es el conducto principal por dónde normalmente se consume esta cocaína, causando colapsos y hemorragias.

En definitiva, podemos evitar tener que sufrir estos efectos provocados por la cocaína, es mejor pedir ayuda a tiempo y ponerte en manos de profesionales que te ayuden a salir de ese agujero negro. 

Cocaína para trabajar, ¿Cuáles son sus efectos y consecuencias?

COCAÍNA PARA TRABAJAR, ¿CUÁLES SON SUS EFECTOS Y CONSECUENCIAS?

La cocaína para trabajar es algo más habitual de lo que la gente se pueda llegar a pensar. El consumo de la cocaína, está motivado por las largas jornadas de trabajo en dónde la búsqueda de soluciones alternativas para poder afrontarlas de la mejor forma hace que la gente termine por caer en el error de pensar que realmente puede tener algún efecto beneficioso para el cuerpo, cuando realmente está demostrado, que los efectos cocaína a largo plazo, son devastadores.

En este sentido, muchos trabajadores piensan que por si mismos, son incapaces de poder afrontar determinadas jornadas de trabajo y por lo tanto terminan recurriendo a la cocaína como su salvación.

¿Cuál es el principal problema de esto?, los efectos de la cocaína pueden hacer pensar a corto plazo que son la solución perfecta para todos los problemas, pero sin embargo, la propiedad adictiva de la misma, sumado a todos los problemas de salud que genera para el cuerpo, la convierten en un enemigo letal.

La cocaína causa muchos más problemas de los que en un principio se cree que esta sustancia puede llegar a arreglar, y ¿qué solución existe para acabar con dichos problemas? tiene que ser la desintoxicación de la cocaína.


Las terribles consecuencias de la cocaína para trabajar

Sin embargo, los problemas no han finalizado una vez uno se ha desintoxicado,ya que es bastante probable que se haya llegado a perder el trabajo y en algún caso más grave, la familia, por no hablar de los problemas de salud que arrastrará durante un gran tiempo el afectado.

Como hemos dicho antes, uno de los principales problemas es que los trabajadores creen que se encuentran ante una solución perfecta, debido a algunos efectos secundarios con los que cuenta. En este caso, gracias a estos efectos secundarios, se consigue disminuir la sensación de cansancio, se aumenta la concentración, ayuda a mejorar la socialización y también termina por disminuir la sensación de dolor, por lo que una persona se convence a ella misma de que se encuentra más capacitada para llevar a cabo cualquier tipo de tarea, hasta tal punto que se lo llega a creer y termina convirtiéndose en una adicta a la sustancia.

La cocaína en el trabajo, se ha convertido en algo tan habitual que se ha llego a convertir en una forma alternativa de consumo, independientemente de la del ocio a la que la creencia popular está más acostumbrada.

Las consecuencias de la misma, también son laborales, por lo que empieza a ser habitual:

  • La llegada tardía al trabajo con el paso del tiempo.
  • La bajada de rendimiento debido a la necesidad de consumir.
  • cometer errores en el trabajo que en la mayoría de los casos terminan con siniestralidad laboral.
  • Además de una pérdida notable en el rendimiento del mismo.

Lo que lo que a principio parecía una solución a corto plazo, se acaba de convertir en un problema de difícil solución.

En definitiva, para poder rendir bien en el trabajo, no hay nada más importante que un buen descanso, una buena alimentación y el mantener alejadas todo este tipo de sustancias que más allá de ayudarnos, lo único que van a conseguir es perjudicarnos.

¿La cocaína pasa factura al corazón?

¿LA COCAÍNA PASA FACTURA AL CORAZÓN?

España es uno de los países que cuenta con una mayor tasa de consumo de cocaína por cada cien habitantes de la Unión Europea. Debido a este consumo de forma habitual, se ha incrementado el número de infartos y de anginas de pecho sufridas, debido a los efectos cocaína, por lo que se deduce fácilmente que la cocaína realmente afecta de forma muy negativa al corazón así como a otros órganos vitales.

Leer más

Adolescentes, ¿Por qué consumen cocaína?

ADOLESCENTES, ¿POR QUÉ CONSUMEN COCAÍNA?

La cocaína es desde hace muchos años una de las drogas más consumidas en España y los más jóvenes son los que encabezan el consumo de esta sustancia. Explicar por qué los adolescentes se adentran en el mundo de la cocaína no es algo sencillo, aunque las causas suelen ser muy parecidas en la mayoría de los casos.

Leer más

¿Por qué cuesta tanto desengancharse de la cocaína?

¿POR QUÉ CUESTA TANTO DESENGANCHARSE DE LA COCAÍNA?

En el mundo de las adicciones a las drogas existe una certeza respecto a la adicción a la cocaína, y es que las personas que desarrollan hábitos de consumo de esta sustancia presentan una mayor resistencia a cambiar de hábitos y lograr una rehabilitación completa y duradera en el tiempo.

Leer más